💌 Esta mañana me he puesto a revisar el mail de hace más de diez años y he visto esto… 😲

Hablar de mi vida no es lo que más me gusta, pero si quiero escribir algo y no tengo otra cosa sobre la que hacerlo es la única opción que me queda, y el mail es el protagonista esta vez.

mail

Primero fueron las cartas, después los SMS, posteriormente los mails y para finalizar WhatsApp

El caso es que esta mañana me ha dado por hurgar un poco en la aplicación de mail del Mac y pululando por ahí he llegado hasta los primeros mails que envié. Yo en este caso no voy a hablar de esos primeros mails que datarán de hace quince años, sino de algunos que envié a amigas en 2006 y 2007.

En realidad no son nada “de otro mundo”, solo que me ha llamado la atención porque son literalmente iguales que los SMS que enviábamos cuando no existían ni los smartphones y por lo tanto no había internet en los dispositivos móviles (sobre 2005, yo con 14-15 años) 😲

Con esto me refiero a mails con una longitud de dos párrafos como mucho y conteniendo pocas palabras cada uno de ellos, aparte de que la mayoría de esas palabras son diminutivos y abreviaciones, por lo que se hace realmente difícil “descifrar” lo que pone en cada frase.

Al fin y al cabo, lo que mas me ha gustado de esto ha sido recordar todas esas vivencias y momentos en los cuales yo era el mas feliz del mundo porque no tenía apenas quehaceres ni cosas por las que preocuparme, y por la otra parte, lo que me ha “dolido” ha sido el simple hecho de pensar que esas cosas y esa época ya no va a volver jamás porque los 17 y 18 años los tuve hace una década, y por mucho que uno quiera regresar en el tiempo es imposible.

Como “consejo” que pueda dar… Si tú que estás leyendo esto tienes esa edad, aprovecha la vida como si fuese el último día, porque todo tiene fecha de caducidad y estas cosas caducan antes de lo que uno espera o quiere.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎