Ya tengo soporte para el iPhone. ¡Hazte uno!

¡Buenos días/tardes/noches!

En esta entrada os quiero enseñar a “construir” una sujeción o soporte (que no un trípode, pues no tiene patas) para colocar vuestro móvil a la hora de grabar o hacer fotos (con temporizador). Lo he hecho de esta forma gracias a un vídeo que vi el otro día donde no enseñaban cómo hacerlo, sino que salía el artilugio directamente, y a pesar de ser algo que se hace en diez minutos y con cualquier caja pequeña que tengáis por casa, funciona muy bien y es muy útil. En este tweet puse dos capturas del vídeo donde salen las dos sujeciones (la de la caja de cerillas que es la que he hecho, y la de los dos rollos de papel que haré en breve).

Primero os voy a dejar seis fotos de mi nueva sujeción (que como acabo de comentar, funciona de maravilla porque ya lo he estado utilizando).

SAMSUNG CSC
Vista frontal
SAMSUNG CSC
Una piedra dentro de la caja de contrapeso
SAMSUNG CSC
No queda mal, ¿no?
SAMSUNG CSC
Así se va a ver
SAMSUNG CSC
De lado
SAMSUNG CSC
Otra frontal

Y ahora os contaré (aunque lo veáis en las fotos) cómo lo he hecho. Por cierto, os animo a que hagáis uno igual vosotros, pues ya os digo que no lleva casi nada de tiempo y simplemente necesitáis una caja pequeña (o una “cajita” de cerillas como dirían muchos que conozco) y un cutter o tijeras.

Lo primero que he hecho ha sido buscar por casa una caja no muy grande. Como no tenía cajas de cerillas como en el ejemplo que vi antes de hacerlo, encontré la caja de las fotos que como podéis ver no es ni muy grande ni tan pequeña como una caja de cerillas.

Una vez con la caja en la mano, he `puesto el móvil encima para marcar con un bolígrafo los cortes. Vale, una vez marcados he hecho los cortes (aunque hay que hacerlos con un cutter, yo los hice con un cuchillo de sierra porque no tenía muchas ganas de subir a la habitación a por él). Después metí una piedra que cogí del jardín para hacer algo de contrapeso y para evitar que una pequeña racha de viento se lo lleve todo. Y nada más, poner un poco de ojo cuando vayáis a hacer los cortes para no pasaros de las marcas (ni cortaros un dedo) y listo.

Yo después de tener todos los cortes hechos, puse un poco de cinta aislante para reforzar la caja y que no fuera tan “de chicha y ná”.

Esto ha sido todo por hoy. Mañana si me aburro haré el soporte del ejemplo que vo con los dos rollos de papel higiénico (aunque ese es una castaña, pero oye, no cuesta ni dinero ni tiempo, así que no veo un “por qué no”.

Espero que os sirva esta entrada y ya sabéis que podéis probar vosotros y hacer otro soporte para el móvil (vale para todos los móviles, aunque si es un móvil de los nuevos con esos tamaños tan irreales, quizá tengáis que utilizar un brick de leche en vez de una caja de cerillas 😛

Por cierto, ni que decir tiene que si os ha gustado la entrada, podéis compartirla con quien queráis y como queráis.

¡Besotes/Abrazotes hamijos! 😀

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎