Mis inicios con el drone

¡Buenas hamijos! En esta entrada me gustaría contar brevemente cómo “me va” con el drone que compré hace poco.

Edito la entrada para dejaros con un interesante documento de AESA sobre la normativa de los drones en España. Para leerlo entrar en ESTE ENLACE (PDF).

Para empezar, diré que ya quería un drone desde hace mucho, pero no sabía cual hasta que vi uno que (aun siendo chino) no estaba nada mal, y por un precio realmente bajo. (Ni que decir tiene que al ser un producto chino no se le puede pedir gran cosa, pero para iniciarse en este mundo (que es lo que yo quería) no está nada mal).

Bien, se trata de un “WL Toys V262” que me costó poco más de 100 euros (con este precio os podéis imaginar su “elevadísima” calidad) 😛

Lo tengo desde hace poco, así que ya le he dado varios vuelos y he hecho alguna grabación (con la cámara que incluye), pero poco más.

Ahora voy a describir lo que me parece personalmente este drone en cuanto a varios aspectos.

Para empezar diré las cosas que menos me gustan, que son…

La batería: Esta es la principal pega en este drone (y no solo mia, sino de cualquiera que lo tenga). No dura prácticamente nada. “En papeles” indica que más o menos de 8 a 10 minutos, pero a mi me dura todavía menos, porque donde lo vuelo yo (en mi pueblo), hace más viento del que puede soportar en “buenas condiciones”, con lo cual tengo que darle “más caña” para que pueda volar bien, lo que reduce considerablemente el tiempo de la batería. (Tengo que añadir que es una batería muy reducida, de tan sólo 850 mAh, pero en la tienda donde lo compré venden otra igual de 1.500 mAh).

– La cámara: Esto es algo muy “gordo”, pues yo antes de comprar el aparato ya me imaginaba que por ese precio no llevaría una buena cámara, pero es que una vez que la pruebo es cuando me acaba de convencer para no volver a comprar jamás una cámara china. Con su fantástica resolución de 480p.

Ahora puedo decir alguna de las cosas que más me han gustado de lo que creía en un principio, como por ejemplo…

– La facilidad de manejo: Esto es lo que buscaba principalmente, pues jamás había volado ningún “aparato” o juguete de estas dimensiones (aunque sí tengo otros dos helicópteros de radiocontrol pero muchísimo más pequeños), así que antes de volarlo, vi varios vídeos por YouTube simplemente para hacerme una idea, y aunque no saqué nada de esos vídeos, cuando me puse a volar el drone por primera vez, me di cuenta de que es realmente sencillo el manejo de estos aparatos (o por lo menos de este), pero eso sí, en grandes interiores o en lugares donde no haga mucho viento, porque si no por su poco peso se va para todos los lados menos para donde quieres.

– El mando: Este drone lleva un mando de control remoto que parece de todo menos chino. Y habéis leído bien: parece. Y digo esto por la cantidad de botones que incorpora (que por cierto, cumplen bien con su función), y por la pantalla LCD, que muestra los datos básicos de vuelo (cuando digo lo de datos básicos, es porque son los básicos, tales como el modo de vuelo, el “on/off” de las luces, la carga de las seis pilas del mando (no de la batería del drone), etc… Y (lógicamente) no indica ni la velocidad de avance/retroceso, ni la velocidad de subida/baja, ni la altitud, ni ningún dato de los que muestran drones de más de 1.000 o 2.000 euros (que por potra parte, si tenemos en cuenta que ha salido por poco más de 100 euros, no está nada, pero que nada mal). 😉

– Los “botones mágicos”: Exacto, podría llamar así a un par de botones del mando, y es que con controlarlos un poco, puedes hacer con este par de botones varias acrobacias como son varios tipos de “flips“.

– La estabilización en interior y con poco viento en exteriores: Esto es lo que más miedo me daba, pues un aparato volador de poco más de 100 euros y con tan poco peso, pensaba que tendría una estabilización penosa, pero no ha sido así. He acabado sorprendido en este aspecto (sobre todo en interiores porque no hay viento), pero en exteriores con rachas de viendo relativamente bajas (de unos 7 Km/h), hasta más elevadas (unos 24, 25 Km/h), se ha portado realmente bien, eso sí, siempre controlando el aparato y estando muy atento en todos los sentidos, pues con algo de viento es facilísimo que se pueda ir de las manos.

– El alcance la la emisora: Según los “papeles” este drone tiene una emisora con un alcance desde 100 a 150 metros, por lo que hace una media de 125 metros que no está nada mal, ¿no?

Pues así sin más, esto es lo que viene siendo mi “pequeño review” de este drone. No hay vídeos porque debido a la pésima calidad paso de subirlos (por lo menos de momento), pero sí os dejo seis fotos que le acabo de hacer ahora mismo.

Dos fotos del drone “en general”:

drone-mesa-1 drone-mesa-2

Ahora otras dos fotos de la cámara (impresionante, ¿verdad?)… Ja, ja, ja.

1ª- Vista desde frente (con la batería encima, aunque en la foto está al revés):

camara-1

2ª- Vista desde atrás (con los cuatro cables: Cámara, batería, motores y conexión al cargador):

camara-2

Y para finalizar la entrada, dos fotos de la emisora (el mando):

emisora-1 emisora-2

Esto ha sido todo (por hoy). Espero que os haya gustado la entrada y si queréis preguntar cualquier cosa con un comentario aquí debajo sobra, pues yo lo responderé encantado y en cuanto lo vea.

¡Un saludo y nos vemos! 😉

One thought on “Mis inicios con el drone

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎