Reflexión de un recién levantado

Imagen sacada de Google para encabezar esta entrada
Imagen sacada de Google para encabezar esta entrada

Buenos días amigos, siento que últimamente estoy escribiendo más cosas sobre mí de las que “debería”, pero al fin y al cabo este es un sitio web personal en el cual también se escribe de su autor (tipo blog), y es que tengo muchas cosas que contar al mundo y que no puedo hacer de otra forma.

El caso es que esta mañana sobre las 8 tenía una sed enorme y he ido al baño a beber agua pero al volver a mi habitación tenía el viejo iPhone en la mesilla junto al pequeño altavoz que solo uso para escuchar algo de música de vez en cuando desde este dispositivo, y como no sé si he soñado algo curioso o que, lo que he hecho nada más entrar en la habitación ha sido coger el móvil, encenderlo y poner Spotify por donde se quedó la última vez, que era en un álbum del grupo Passenger (un grupo que personalmente me parece de lo mejor que he escuchado jamás y cuyas canciones hacen reflexionar sobre muchas cosas). Pues bien, he conectado el altavoz, he “hecho un play” y me he metido en la cama para seguir escuchando esta MARAVILLA (sí, en mayúsculas y negrita).

Al poco tiempo de estar en la cama escuchando esta música me han venido un montón de pensamientos y he empezado a reflexionar sobre muchísimas cosas hasta tal punto que he cogido el móvil y he empezado a hacer una lista de personas que me han dejado colgado de una u otra forma sin dar explicaciones desde que pasó lo inexplicable. Esta es gente que por lo que sea (y que me gustaría saber) ha hecho demasiadas cosas “a mis espaldas” como eliminarme de todas sus RRSS, borrarme de sus agendas y lo que más daño me hace, borrame de su vida. Lo peor de todo es que a pesar de ser yo el que se ha intentado poner en contacto con todas ellas para retomar nuestra amistad y por diferentes formas, jamás lo he conseguido. Me gustaría no, me encantaría obtener un porqué, saber por qué hay gente que hace unos años era de lo que más querías y hoy en día (y sin aparentes motivos) no son mas que un triste recuerdo simplemente porque ellos lo han decidido.

En fin, yo sigo escuchando la música y ya no sé ni lo que os estoy “contando”, así que voy a bajar a desayunar que ya son las 10:30 y yo sigo en la cama con el portátil. Un abrazo a todos y recordar que nunca vais a saber realmente cómo es la gente a la que tenéis como vuestra mejor compañía hasta que no pasa algo realmente gordo que pega un giro de 180º a tu vida.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎