¿Tienes WhatsApp o es una enfermedad?

logo-whatsapp

Es lo que nos preguntamos la mayor parte del mundo actualmente. Y es que es impresionante la obsesión de la mayoría de personas con esta aplicación. Es curioso ver que cuando vas a cualquier sitio, todo el mundo está con el móvil en la mano hablando por WhatsApp, o vas de viaje y coges el autobús o el medio de transporte que sea y más de lo mismo. Pero esto no es todo, porque no hace falta salir de casa para ver de lo que es capaz de hacer una aplicación para el móvil. Yo (por ejemplo), veo todos los días (como estoy seguro de que todo el mundo) a mucha gente que come con el móvil encima de la mesa, cena con el móvil encima de la mesa,  merienda de la misma forma, etc… Y eso no es todo, hasta hacen todo esto con el móvil encima del plato. Habéis leído bien. con el móvil encima del plato. Y es que yo me he imaginado muchas veces que llegaba a una comida familiar, o incluso de empresa, y veía a todo el mundo con móviles en vez de cubiertos para comer, y hablando entre ellos por WhatsApp en vez de cara a cara.

Ahora, supongo que los que me conozcáis bien, os preguntaréis que por qué escribo esto yo, si yo también estoy “enganchado” a esta app. Esto sinceramente tiene una fácil respuesta. Para empezar, sinceramente creo que yo no estoy “muy enganchado” a WhatsApp (a pesar de que por mis problemas con el habla sí lo uso bastante para comunicarme con las personas que no tengo “al lado”, pero yo le doy un uso (bajo mi punto de vista) normal, no excesivo.

Y muchas veces me habréis visto en un “sin parar” con el móvil, ¿verdad?. Bien, pues este “sin parar” no quiere decir que esté usando WhatsApp, porque yo por lo menos, en el móvil tengo muchas aplicaciones infinitamente más “productivas” o que me gustan más, y con las que salgo informado de todo lo que pasa en el mundo donde vivimos. Podría estar hablando de apps tales como Twitter, Facebook, o hasta para pasar un buen rato viendo fotos, Instagram.

Volviendo al tema de WhatsApp en sí, quería añadir algo sobre los grupos, y es que si ya de por sí es una auténtica locura hablar con alguien por privado a través de esta app, ya sabéis como funciona el tema de los grupos de WhatsApp. Hasta un máximo de 50 personas pueden estar hablando a la vez y enviando fotos (que por cierto, si no habéis cambiado la configuración, todas las fotos se descargarán solas, creando de esta forma un caos a la hora de coger el móvil y entrar en la galería o carrete y ver “de sorpresa” todo el nuevo contenido).

Pero luego están esas personas que entres a la hora que entres, siempre están En línea. Y ya para finalizar, también me gustaría añadir que si eres una de esas personas que usa programas basura de esos que ocultan la hora de última conexión, no sé por qué lo haces, ya que lo único que haces es demostrar al resto de la gente que eres un “falsete” (por llamarlo de alguna manera), ya que es muy fácil y obvio saber si estás utilizando uno de esos programas o no. (Es muy raro a la vez que curioso enviar un mensaje a través de esta app a algún “yonki” de WhatsApp, y que el mensaje le llegue correctamente, pero que te salga que su última conexión fue hace dos días, y a la vez, ésta sí puede ver tu hora real de conexión y hablarte cuando quiera sin que cambie la hora de última conexión.

Bueno familia, creo que por hoy ya he terminado, así que para dejaros algo de material audiovisual referente al tema, que además hice yo mismo junto con el equipo de A las 7 TV, os dejo nuestro reportaje grabado en Teruel ciudad llamado —>El uso de WhatsApp (en Teruel<—

¡Besos/Abrazos! 😉

2 thoughts on “¿Tienes WhatsApp o es una enfermedad?

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar ?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.