Son las 12 de la mañana y ya llevo 4 cafés

cafe-cappuccino

Buenos días de nuevo (para los que ya hayáis visto la entrada que acabo de publicar sobre mi vídeo de ayer).
El caso es que no sé si es un problema lo que tengo con el café o es que simplemente es una adicción (sin más), pero me apetecía contarlo y por eso mismo escribo esta mini entrada.

Como el título dice, son las doce de la mañana (ya pasadas) y acabo de beberme el cuarto café de hoy. Me he levantado a las 10 y he bajado a desayunar pero al beberme el primer café, el cuerpo me pedía más. Me he bebido otro segundo y al terminarlo igual. Me he bebido el tercero y he subido a la habitación a publicar el vídeo de la entrada anterior, pero una vez aquí sentado delante del Mac la historia se ha vuelto a repetir. El cuerpo me pedía mas cafeína y por lo tanto me he hecho el cuarto café del día (sobre las 12).

Soy una persona que siempre ha amado el café y por lo tanto es algo más que básico en mi día a día, pero espero que no sea tan “malo” ingerir grandes cantidades de esta bebida porque teniendo en cuenta la hora que es y que “dentro de mí” ya hay cuatro cafés, no sé cuántos más van a caer hoy.

Listo. Ya lo he contado y ya estoy mejor conmigo mismo. 

¡Un besote majos! 

EDITO: Son las 15:00 y acaba de caer el quinto café del día (el de después de comer). Todavía queda mucha tarde, día y noche por delante…

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎