El cambio más absurdo que he hecho

En realidad no lo he hecho hace poco, lo hice hace ya y se trata de mi querido drone.

El caso es que como estaban tan chungas las reglas y normativas/leyes sobre el uso de drones, sumado a que yo no estaba en el pueblo durante esos años, se me ocurrió ponerlo a la venta, pero al mismo tiempo yo andaba buscando algo para hacer ejercicio inside cuando iba al pueblo, hasta que me crucé con un chico que me cambiaba una cinta de correr (bastante nueva-buena y en muy buen estado).

Vale, hice el cambio y todo perfecto, pero esto fue hace varios años y todavía no he montado siquiera la cinta.

¿Por qué? Hay varios motivos/razones, como por ejemplo que yo no he estado en el pueblo casi tiempo desde entonces, pero este motivo es el menos “importante”, ya que lo que más difícil me ha hecho el colocar la cinta en algún sitio es su tamaño y peso. Es un aparato enorme y apenas tengo sitio en casa para colocarla (pensé en subirla a la buhardilla) pero aquí llega otro problema: el peso. No sé exactamente cuánto pesará, pero como acabo de decir, tiene un tamaño enorme y esto es algo que hace que su peso sea de la misma manera, exagerado. Por esto mismo es literalmente imposible subir este aparato a la buhardilla, pues hay que subirlo a mano sí o sí y entre el tamaño y su peso directamente ni entre tres personas podrían.

Así que ahí la tengo desde hace algún año, guardada pero sin montar, y lo que es peor, todavía ni la he montado una sola vez para por lo menos comprobar que funciona.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.