¡Mucho ojo al volar un drone!

volando-drone
Ni soy yo ni es mi drone, es una foto de Google

¡Buenos días/tardes/noches!

Esta entrada creo que va a ser la más corta que voy a escribir, pues simplemente es para decir algo que no cabe en un tweet, y es que si vais a volar un drone, tenéis que tenerlo siempre delante, o por lo menos a la vista, ya que el otro día tuve una experiencia que no me gustó nada, porque aunque por suerte no pasó nada, quien sabe lo que hubiese podido pasar.

El caso es que me fui a volar el drone hace un par de días y aunque estaba en mi propio terreno y cumpliendo todas las normas que hay que cumplir para llevar a cabo este tipo de vuelos, me despisté un poco y el drone se me fue de mi campo de visión, pues yo lo alcé unos 30 ó 40 metros (así a ojo), y anduve con él un largo recorrido, pero cuando me puse a traerlo de vuelta al punto de partida, me di cuenta de que estaba demasiado lejos y con la vista apenas se veía (estaría más o menos a unos 800 metros de mí), pero muchos dirán que no pasa nada, porque tengo el iPhone donde veo en directo lo que “ve” el drone desde su cámara. Y es verdad, por supuesto que puedo ver en directo lo que “ve” el drone, pero hasta cierto punto, porque si hay mucha distancia entre la emisora (el mando para que me entendáis) y el aparato, la señal va bajando hasta que se termina, y esto es lo que me pasó. (Y no me refiero a la señal de la emisora  en sí, sino a la señal del “Extender”, que es el aparato que lleva incorporado la emisora y que sirve sólo para transferir la señal de vídeo en directo del drone que está en pleno vuelo al iPhone), por eso mismo me quedé con las ganas de poder capturar el vídeo de más distancia que he hecho desde que lo tengo, porque creía que se habría grabado bien pero al cortarse la señal no se guardó el vídeo.

Para terminar la entrada y que me entendáis mejor (y eso que no quería alargarla más), voy a explicaros como mejor pueda cómo funciona el sistema o la emisora del drone.

Bien, el drone (por lo menos el mío, un DJI Phantom 2 Vision +), tiene dos canales o frecuencias para comunicarse con la emisora. Uno es el principal y más importante, que es el mando en sí, y que sirve o es para controlar el aparato (subir, bajar, girar, hacer la rotación, etc…, y alcanza más o menos 1 Km). Y el otro “canal” (mucho menos importante y que tiene menos alcance) es simplemente para trasmitir el vídeo en directo del drone al iPhone o iPad, y este es el que se quedó corto en mi caso, por eso podía controlar el aparato pero “a ciegas” porque no lo veía prácticamente con la vista (estaba muy lejos) ni desde el iPhone porque se había cortado.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎