Parques de atracciones abandonados

¡Buenos días, majos! Como supongo que ya sabréis, me gusta tener la web actualizada y si es con cosas que me gustan mejor (¡viva la obviedad!). Por eso hoy os dejo un artículo que vi en otra web que he estado leyendo y a pesar de que no es muy largo me ha gustado bastante, así que pensé en que lo mejor era traerlo aquí para que le echéis un ojo (quien quiera, por su puesto), pero lógicamente desde mi web y sin publicidad. Por esto mismo os lo dejo a continuación tal cual está en la otra web.

parques-atracciones-abandonados

Cuando se acaba la diversión, o un desastre natural se cruza en su camino, muchos parques de atracciones quedan abandonados a su suerte, convirtiéndose en un homenaje tétrico de lo que una vez fueron a la vez que la naturaleza los invade y el óxido los corroe.

Algunos conservan parte de su encanto, mientras que otros podrían ser el escenario de nuestra mayor pesadilla zombie, como el Six Flags de Nueva Orleans, que fue dejado a su suerte después del paso del huracán Katrina, y en el que ahora solo esperas que aparezca detrás de una esquina algún muerto viviente de los de George A. Romero, con su paso lento y sus gemidos sordos.

Six Flags, Nueva Orleans. Foto: Sam Whiteman
Dadipark , Bélgica. Foto: Wim Van den Eynde

Aunque para tétricos de verdad, el Nara Dreamland en Japón o Amusement Park S en el corazón de Berlín. No sé si es por la niebla o por el tratamiento de las fotografías, pero ambos parecen sacados directamente del videojuego Silent Hill, que tan mal nos lo hizo pasar sin poder ver más allá de nuestras narices.

Nara Dreamland, Japón. Foto: Chris Luckhardt
Amusement Park S, Berlín. Foto: Andrea S

Luego hay algunos parques temáticos que no dan tanto miedo, e incluso tienen su atractivo. A este pequeño parque de la provincia de Hubei, en China, lo ha devorado completamente la maleza, hasta el punto que bien podría haber sido un parque de atracciones que se encontraran los personajes de Lost, por lo verde del paisaje.

Parques abandonados 6
Hubei, China. Foto: Stephen Petterson

Tampoco se libran de la maleza los parques de atracciones en zonas desérticas, como este Joyland en Lubbock (Texas) en el que la madera parece resistir a duras penas el ataque de los matorrales, aunque sin duda mi preferido son los restos del Disneyland de imitación que aún permanece a medio construir en una llanura a las afueras de Beijing.

Joyland, Lubbock (Texas)
Disneyland de imitación en Beijing

 

Además de los tétricos, encantadores y desolados, también hay otros parques que resultan intrigantes, como esta preciosa ciudad de UFO Pods en Taiwan, todo un ejercicio de arquitectura futurista que ahora es pasto del moho. A uno le dan ganas de limpiarlos a fondo, restaurarlos e irse a vivir allí.

UFO Pod Village, Taiwan. Foto: Jauder Ho

Sin embargo, para intrigante esta última foto de lo que antes era una montaña rusa en Atlantic City. Resulta que el huracán Sandy destruyó su famoso paseo marítimo de madera, así como otros paseos al norte y al sur, entre los que se vio afectado esta montaña rusa, que ha quedado varada en la playa como una gran ballena azul.

Atlantic City, Nueva Jersey

En fin, espero que os haya gustado este paseo por parques de atracciones abandonados. No cabe duda de que son bellos a su manera, como si fueran ruinas de una civilización que aún consideramos vigente o una visión de un futuro apocalíptico.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎