De la cabeza a la gran pantalla

img-cortoTodo empezó en la entrada EL CORTO: ¿Mi próximo proyecto audiovisual?

Pero sigue en esta.

Buenos días amigos, en esta entrada simplemente me gustaría comentar a los que no hayan visto una de mis últimas publicaciones de Instagram, que llevo un tiempo escribiendo algo que no voy a desvelar aquí y ahora por motivos obvios, pero que le estoy poniendo una buena dosis de empeño. Se trata de un cortometraje que me vino a la cabeza hace unos meses cuando estaba durmiendo (y no soñando, porque este es otro que empecé a escribir pero lo dejé parado).

Esto es porque yo todas las noches cuando me acuesto me pongo a pensar en cientos de miles de millones de cosas, y como no podía ser de otra forma, mucho de ese tiempo lo empleo en pensar en nuevos proyectos audiovisuales para llevar a cabo. Pues di con un tema que a día de hoy (y bajo mi humilde punto de vista), creo que movería mucho si se hace algo “decente”, y es por eso mismo por lo que le estoy dedicando tanto.

Con lo de tanto no me refiero a estar 24 horas al día pensando en esto ni tampoco a estar 12 horas todos los días pensando y escribiendo cómo puede ser o continuar esta historia que quiero plasmar, pero sí me pongo casi todas las noches antes de dormir a seguir desarrollando la idea y a “darle a la tecla” e “imprimir” lo que sale de mi cabeza en mi ordenador.

He de decir que todo esto lo estoy haciendo con los métodos más arcaicos que puede haber, pues yo no he estudiado jamás nada relacionado con la escritura y muchísimo menos con la redacción de guiones. Es más, conozco (y tengo) software exclusivo para esta tarea que es la escritura o redacción de guiones cinematográficos. En Windows tengo otros, pero en mi ordenador de trabajo (el Mac) tengo Final Draft 9, que es un potente programa para la redacción de guiones de todo tipo, y aunque me he mirado algún tutorial sobre este software en Internet, estoy escribiendo el guión con el “triste” OpenOffice, que también es un gran software, pero no tiene absolutamente nada que ver con todo este mundo.

Por cierto, también debería añadir que de toda la vida me ha gustado el tema de la escritura de guiones y de cómo se lleva todo esto, pero no ha sido hasta que (hará un par de años) empecé a ver en YouTube cortometrajes y trabajos audiovisuales de gente que ha estado estudiando esto, y me llamó muchísimo la atención tanto la elaboración de los guiones, como lo que se puede llegar a hacer entre un grupo de amigos bien formados.

Vale, ahora los que me conozcáis mejor sabréis que hace unos meses estuve “trabajando” (colaborando) en un cortometraje que hicimos en el pueblo y del cual ya os hablé: BROMURO DE POTASIO. Pero mi función en este corto no era ni mucho menos la de guionista, pues de esto se encargó el director del propio corto (Ángel R. Herreros) y yo lo que hice en este corto fue el making off. Tanto la grabación (que no rodaje), como el montaje y post-producción del mismo. Por esto también ahora me gustaría hacer un “cambio de papeles” y dejar el puesto que yo ocupé a otro para pasar a ser guionista o co-guionista de este.

Esto es todo muchachos, Sé que no son muchos los que van a leer esto e incluso todavía menos los que crean o confíen en mí para realizar algo de este calibre, pero si de una cosa estoy seguro es de que no voy a parar hasta por lo menos haberlo intentado.

Un abrazo y gracias por confiar en mí a quien lo haga.

¡Vendré con novedades tarde o temprano!

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎