Tripofobia, un trastorno un tanto curioso

tripofobia

La tripofobia

Ya he escrito varias veces sobre enfermedades o cosas parecidas que son realmente raras, como por ejemplo el artículo que escribí sobre la Tricotilomanía, pero en este caso lo voy a hacer sobre otra enfermedad llamada Tripofobia.

El caso es que…

El otro día no sé ni cómo, navegando desde el móvil terminé en el artículo de Wikipedia de este trastorno y hoy al abrir una nueva pestaña lo he visto ahí minimizado, me he puesto a leerlo de nuevo y como me ha vuelto a llamar la atención incluso he buscado algún vídeo e imagenes sobre el tema (sí, supongo que ya sabréis que aunque soy un tipo muy curioso me considero autodidacta y me encanta aprender cosas nuevas por mi parte.

Hola, Wiki…

Como seguro que en Wikipedia está mejor explicado que si lo contase yo, simplemnete voy a dejar lo más interesante del propio artículo ya enlazado arriba:

La tripofobia (a veces llamada fobia al patrón repetitivo) es el miedo o repulsión generados al mirar o al estar cerca de figuras geométricas muy juntas, especialmente hoyos pequeños y rectángulos muy pequeños.​ No está incluida en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, y miles de personas afirman tener miedo de objetos con agujeros pequeños aglomerados, como los que se ven en panales, hormigueros, ciertos hongos y los frutos del loto.5​ La investigación es limitada y Arnold Wilkins y Geoff Cole, que dicen ser los primeros en investigarla científicamente, creen que la repulsión no se basa en un miedo cultural aprendido. El término se acuñó en 2005, como una combinación del griego trypo (puntazo, perforación o perforar agujeros) y fobia. En 2010, una encuesta informal hecha por un grupo de servicios financieros para un programa de mercadotecnia citó la tripofobia, el temor de los agujeros o grupos de agujeros como el segundo mayor temor, detrás del miedo de los objetos de madera (conocida como xilofobia).

Algunos de sus síntomas son cosquilleos, comezón o picazón en el cuerpo, ansiedad, incluso náuseas. Esta fobia puede estar relacionada con el miedo a los parásitos o a las infecciones.

Al igual que con otras fobias, la tripofobia tiene cura; aunque no sólo existe uno, sino varios tratamientos posibles; entre los que encontramos la exposición gradual, terapia cognitivo conductual y tratamientos.

No confundir con la dermatopatofobia. En la red suelen confundirse imágenes reales o simuladas de estas dos fobias, en las cuales se muestran patrones de infecciones, erupciones o lesiones cutáneas o en el área de los ojos en personas, que pueden producir una impresión fuerte de miedo, asco o repulsión.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎