Comer detergente líquido: El nuevo reto viral entre adolescentes 🤦‍♂️ 🤦‍♀️

Ya he escrito muchísimas veces en la web sobre modas (ridículas en su mayoría) y “retos” nuevos que salen a la luz.

Pues bien, ayer vi un tweet de la cuenta oficial de la Policía en el que enlazaban a una web en la que informaban de esto, pero como tengo ganas de compartirlo con todo el mundo desde la web y (sinceramente…) estoy un poco vago, ahí va la noticia tal cual aparece en la fuente ya vinculada:

Leer para creer sobre este “reto”.

Primero fue el juego de la ballena azul, luego el reto de la cucharada de canela en polvo, el reto del hielo y la sal… Cuando pensábamos que la tontuna de algunos adolescentes había tocado fondo, Internet nos sorprende con un nuevo, peligroso e increíblemente estúpido reto viral: comer pastillas de detergente.

El reto se llama Tide Pod Challenge, y según informa la CBS consiste en comerse una pastilla de jabón líquido para lavadora de las que vienen en una cápsula de gel soluble en agua sin que se nos llegue a escapar espuma. Al parecer, el reto se basa en una marca concreta, pero se ha extendido a otras.

¿Hasta qué punto puede hablarse de tendencia viral? Lo cierto es que las cifras muestran un repentino aumento en los casos de ingestión de este tipo de detergentes en adolescentes. Según datos de la Asociación Americana de Centros de Toxicología a los que ha tenido acceso el Washington Post, en 2016 hubo 10.500 casos de intoxicación por pastillas de jabón líquido en niños menores de cinco años en Estados Unidos. Este tipo de casos son más frecuentes de lo que parece. Las pastillas de jabón en este formato huelen bien y vienen en vivos colores que pueden hacer que un niño pequeño las confunda con una golosina y se las meta a la boca. 

El mismo año hubo 220 casos de intoxicación en adolescentes, de los que una cuarta parte fueron intencionales. En apenas 15 días de 2018 se han registrado ya 37 casos, la mitad intencionales. Si nos atenemos a las cifras, realmente hay un auge de estos casos muy poco habitual. Si exceptuamos una recomendación de salud pública que se remonta a 2015, la idea de comer detergente en cápsulas parece proceder de un artículo de humor en The Onion y un vídeo de College Humor (abajo). Ambos son parodias, pero parece que más de uno se las ha tomado como un reto personal. Snopes también confirma que la moda es real más allá del meme.

Huelga decir que el detergente líquido (venga en el formato que venga) es tóxico y su ingestión puede causar todo tipo de problemas. Como con cualquier veneno, la gravedad de estos problemas depende de la dosis, pero incluyen vómitos, descenso de la presión arterial, mareos y, en casos extremos, la muerte. Nada, en definitiva, por lo que merezca la pena intentar ganar unos likes haciendo el idiota en redes sociales. [vía Washington Post]

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎