Hablemos de obsesiones…

obsesionesSí es verdad que desde que pasó lo que nunca tuvo que pasar, cada vez me fijo más en las personas. En todo lo que hacen y sobre en todo cómo lo hacen, y por eso mismo he encontrado muchísimas obsesiones en mucha gente de la que me rodea. Son obsesiones en toda regla, aunque lo peor es que cuando digo algo de esto, se me rebota todo el mundo con que el obsesionado soy yo. ¿Yo obsesionado? Con qué, ¿con “grabar”? Según he podido “escuchar”, ésta puede que sea una de mis “obsesiones”. Sí, la de “grabar vídeos”, aunque lo pienso una y otra vez y sinceramente no creo que esto sea así, pues yo puedo vivir sin “grabar”, mi vida no depende de ello, es decir, no vivo por “grabar vídeos”, ni para “grabar vídeos”.

Bueno, pues a lo que iba… Como he comentado, he visto obsesiones reales como la vida misma que van desde pura obsesión con el propio cuerpo humano de esa persona, hasta obsesiones con las aplicaciones móviles, sobre todo con la que seguro os estáis imaginando. Sí, hablo de WhatsApp, una aplicación que usa todo el mundo, y que yo cada día odio más.

En cuanto a la “primera obsesión”, me refiero a gente que no puede pasar más de 24 horas sin tocar unas pesas, o una máquina del gym, o una de abdominales, en definitiva, cualquier cosa de un gimnasio. Pero es que lo “gordo” no es esto. Lo gordo es que estas personas tienen unas dietas y unas “formas de salir de fiesta” que se podrían llamar algo “especiales”. Por ejemplo, es gente que puede ir a comer un día normal a las 12 de la mañana, como a la 1 de la tarde, como a las 2 de la tarde (unos horarios un tanto “peculiares”). Y por otro lado son personas que pueden estar tres a cuatro horas al día “cultivando” su cuerpo (sin descanso alguno). Pero esto no acaba aquí, pues tampoco salen de fiesta como todo el mundo, ¿por qué?. Pues porque no “pueden” beber cualquier tipo de bebida que lleve un gramo de azúcar o de cualquier cosa que pueda engordar (por muuuuy pequeña que sea), o sea, adiós cerveza, adiós a cualquier bebida con CocaCoca (por ejemplo), en definitiva por segunda vez, que no “pueden” beber prácticamente nada porque casi todo engorda por lo menos unas décimas de gramo. Yeh, que todavía no he acabado con esta parte de la entrada, pues esta gente (por lo general, que no en todos los casos) también “consume” todo tipo de productos para estar “más fuerte” (o por lo menos aparentarlo), como pueden ser proteínas, creatina, hasta ciclos en algunos casos, etc…

Bueno, por fin acabo con la primera “obsesión”… Y la “segunda obsesión” que comentaba, es sobre el uso de la tecnología móvil, y más concretamente sobre WhatsApp. Es sobre esas miles (millones mejor dicho) de personas que no pueden dejar el móvil ni un minuto al día. Tienen que estar pegadas a él 24 horas al día, siete días a la semana, cuatro semanas al mes y doce meses al año. Da igual si es hora de comer, si es hora de estudiar, de salir, de echar el café, de ir a cagar, o de dormir, pues siempre está el amigo en el WhatsApp que como nosotros, también se pasa la vida pegado a su móvil.

Por supuesto que hay cientos de miles de “obsesiones” más que veo todos los días, pero solo he puesto las dos más “llamativas” (por lo menos para mi), porque podría estar horas, días, y meses escribiendo sobre estos temas y nunca terminaría.

Bien, para finalizar la entrada añadiré que lógicamente esto es lo que pienso YO. Sí, llamarme egocéntrico o todo lo que queráis, pero esto es un BLOG, y sirve para que su propietario EXPRESE SUS OPINIONES Y TODO LO QUE LE DÉ LA GANA.

Y tranquilos, yo simplemente soy un “raro” más del mundo y también tengo mis obsesiones como todo el mundo (por ejemplo la obsesión de “grabar”… ¡WoW!), así que estáis invitados a criticarme a mi también donde queráis y por lo que queráis porque no diré nada.

Pues esto es todo, espero que nadie se dé por aludido porque esta entrada no va por nadie en concreto, simplemente es mi forma de ver el mundo.

Un saludo hamijos, nos vemos pronto! (probablemente el año que viene). Besassos! 🙂

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎