Motos de carretera, por qué no doy el salto a ellas 🏍

Hi babes, hoy me apetece escribir cuatro cosas sobre el porqué de no dar el salto a las motos de carretera, siendo que todo el mundo (o por lo menos los de mi motoclub) después de pasar por el enduro o moto de campo donde yo me que quedado, se han hecho con una moto “de vedad” como las llaman ellos.

Motos de carretera vs. enduro

Las razón básicamente es solo una y no tiene nada que ver con tema de dinero por ejemplo y entre otras cosas, porque estas motos son mucho más caras que las de campo (eso sí, solo  la moto porque el mantenimiento de una moto de campo cuadruplica o más al de una de carretera).

Las motos de carretera están bien, pero a mí…

Bueno, como ya comenté así por encima en la entrada de hace poco del enduro que tuve el sábado, yo soy un tipo al que le gusta mucho ir al límite (dentro de lo que cabe), y esto en el campo “se puede hacer” aunque corriendo riesgos como en todo deporte, pero riegos que en el peor de los casos (sin tener en cuenta el caso fatal), puede ser la rotura de varios huesos (cosa que a mí personalmente ya me ha pasado más de una vez).

Donde yo quiero llegar es a que una “simple caída” en carretera puede suponer en gran medida mucho más que una rotura de huesos (supongo que ya sabréis por dónde voy…), y por eso mismo me doy miedo a mí mismo con una moto de ese calibre. Llevo montando en moto desde los 11 años y me conozco muy bien.

Por lo que no descarto algún día hacerme con una moto de carretera, pero creo que todavía y a mis 28 años (edad con la que ya tendría que llevar mucho tiempo con una)no es el momento, mejor esperar unos años más. 🤔

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar 😎

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.