Tabasco, mi complemento favorito para las comidas

Creía que ya había escrito en la web sobre el Tabasco pero por lo visto no es así.

Tabasco

Esta es una entrada sobre mí mismo o sobre mi vida, por lo que serán muy pocos a los que les pueda interesar. Simplemente lo escribo porque me apetece, sin más.

Como me apetecía escribir algo para mantener el sitio un poco actualizado y no sabía sobre qué hacerlo, creo que este tema personal es algo interesante por lo menos para mí.

Tabasco, pues eso…

Al grano, el caso es que soy una persona a la que le gustan los «extremos» (por favor y por supuesto, jamás hablando de política…).

En el campo o mundo de la alimentación me gusta sobre todo lo que se viene a tratar en esta entrada, la comida «rebelde» o «traviesa» (y eso, por supuesto sin hablar de algo que odio, que son los «platos de postureo» como ya comenté en la web hace tiempo).

Por la parte de lo que va esta entrada o post, he probado varios tipos de Tabasco pero no todos ya que aquí en España no existen todos los tipos o por lo menos yo no lo he encontrado. Que recuerde, he probado tres: el normal u original, el Chiplotle y otro que no recuerdo.

De hecho, cuando vivía en Zaragoza no era solo «adicto» al café, sino que cada bote de Tabasco me duraba como un mes (solo para mí, obviusly).

Y creo que ya está todo dicho o escrito. Esto lo iba a haber publicado ayer jueves pero entre unas u otras cosas no lo dejé, así que hoy viernes 12 de junio lo dejaré publicado.

Por lo menos ya estamos en fase 3 en mi zona, por lo que las cosas han cambiado mucho (a mejor) en estas últimas semanas.

¡Así que sin más, besos, abrazos, salud para todos y disfruten del fin de semana!

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar ?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.