Gentilicios y yo, otra relación de amor/odio

 Lo de las servilletas y yo también era una bonita relación pero con los gentilicios me pasa algo parecido. Esta clase de palabras me tiene loco en cierta parte.

gentilicios

El caso es que comento esto simplemente porque me apetece, así sin más. Lógicamente es algo de mi vida que a nadie le importa, pero a mí me apetece contarlo y por eso lo hago.

Cuando estoy por ahí con los amigos y sale el tema de viajar a donde sea o más concretamente alguno de ellos dice algún gentilicio, se activa algo en mí y empiezo a decir gentilicios extraños y los primeros que se me vienen a la cabeza. Dentro de España están los típicos «raros» que todo el mundo sabe por eso, por el hecho de que son poco comunes. Así de pronto se me vienen a la cabeza onubense (Huelva) y oscense (Huesca), y como pueblos, el típico del pueblo de la Dolores, bilbilitano/a (Calatayud).

En realidad no hay mucho más que decir, simplemente quería escribir algo y así quitarme el monillo, ya que esta mañana he estado en Teruel y por eso no lo he publicado antes.

Por cierto, creo que como mejor se aprenden estas cosas no es en el colegio/IES/universidad. Es viajando, algo que a mí personalmente me encanta y hago siempre que puedo y con la gente que puedo, y es que bajo mi punto de vista, la mejor forma de invertir el dinero es en viajes. Ya no el hecho de hacer una inversión, sino gastarlo a la vez que se disfruta en un viaje de estos.

Creo que uno de los lugares de los cuales quiero «aprender» el gentilicio, es Bilbao. Quiero conocer a los bilbaínos/as en un viaje allí, porque que yo recuerde, creo que aún no he estado en dicha ciudad y el norte peninsular es algo que me atrae de sobremanera.

Sin más por hoy y de momento, os deseo un feliz lunes y sobre todo una feliz semana a todos.

¡Deja un comentario! Es gratis y puedes ayudar ?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.