Café ☕️ para dormir 😴

¿Café para dormir? Escribo esto porque no cojo sueño y necesito agotar mi mente y cuerpo para poder hacerlo.

Café para dormir

El caso es que ayer viernes por la noche (ya sábado cuando estoy escribiendo esto, son las 2:10) iba a salir con los amigos a tomar unas copichuelas así «de tranquis» y de hecho, hasta las once o así he estado en un bar con ellos de cerveceo. 🍻 🍺

He vuelto a casa a cenar y como tenía pensado salir, me he tomado el café ☕️, pero entre el día de mierda 💩 que hace (lloviendo ☔️, un frío tremendo 🥶…) me ha entrado la pereza y después de cenar y de tomar el café he decidido no salir y acostarme.

Al meterme en la cama y estar un rato intentando dormir y no conseguirlo, me he acordado de que podría ser por el café que me había tomado, pero por eso mismo y para coger sueño me he puesto a escribir esto.

Café para dormir…

De hecho sobre el café he escrito ya varias veces en las web, pues es una bebida que a mí personalmente me encanta y, aunque ahora tomo menos, antes podía tomar unos ocho al día tranquilamente.

Por cierto, al googlear para buscar la imagen que encabeza el post, he encontrado esto en Huffingtonpost:

El café no está prohibido pero sí debe atenerse a unos horarios. Porque no nos olvidemos que la cafeína es un estimulante del sistema nervioso central, por lo que podría arruinarnos el descanso. Un estudio japonés reveló en 2003 que café y siesta no son incompatibles siempre y cuando la cabezada empiece justo inmediatamente después de beberlo. La cafeína tarda aproximadamente 20 minutos en hacer efecto, el tiempo necesario para dormir la siesta y despertarse bajo el efecto ‘despertador’ del café.

En fin majos, voy a ver si duermo (o mejor dicho, a ver si ya he cogido sueño suficiente). Feliz sábado y sobre todo feliz fin de semana a todos.

Dos tazas de café al día consiguen curar parcialmente la enfermedad rara de un niño de 11 años

Hi majos, esta es otra entrada «de relleno» o de actualidad ya que aunque tengo otras cosas pendientes de publicar, ahora mismo no tengo tiempo y no «puedo» dejar el día en vacío o sin publicar nada en la web. Así que si te apetece, coge dos tazas de café y ponte a leer esto. ☕
La he visto esta mañana en la web de La Sexta y me ha causado curiosidad dado que a mí, el café es algo que me encanta y sin lo que me las veo put** para pasar un día sin él.

Los médicos descubrieron que el café eliminaba por completo los efectos de la disquinesia relacionada con el gen ADCY5.Dos tazas

Un niño de 11 años que padecía disquinesia ha conseguido curarse parcialmente gracias a dos tazas de café diarias que le recetó un médico francés, según se recoge en la revista ‘Anales de Medicina Interna’ y ‘AFP’.

Se trata de una enfermedad rara que provoca movimientos anormales y espontáneos en los pacientes, un trastorno que les incapacita físicamente y para el que no existe ningún tratamiento.

No obstante, el caso de este menor ha hecho que haya un resquicio de esperanza. El pequeño no podía ir en bicicleta o volver caminando a casa, ya que los brotes podían aparecer en cualquier momento.

Los médicos le prescribieron café, ya que otros pacientes aseguraban que los síntomas se calmaban un poco. Para sorpresa de todos, los movimientos espásticos desaparecían durante horas con dos tazas al día.

Al poco tiempo los padres del menor acudieron a consulta a quejarse de que el café había dejado de hacer efecto. Sin embargo, se dieron cuenta de que habían comprado por error un café sin cafeína y al volver a comprar el correcto los movimientos volvieron a desaparecer.

«Esta historia forma parte de los azares extraordinarios de la historia de medicina. Incluso si se tratara de un bebé con esta enfermedad, le administraría café», explica Flamand-Roze, neurólogo en el hospital parisino Pitié-Salpêtrière.

La eficacia de esta sustancia se explica por el hecho de que la cafeína se fija en receptores relacionados con la proteína ADCY5, la misma relacionada con un tipo concreto de disquinesia.

Pagar un par de cafés ☕️ con 50 euros y sentir vergüenza ?

Hoy voy a contar una breve pero curiosa historia que me pasó el otro día al pagar un par de cafeses. ?

pagar café

El caso es que el otro día por la mañana fui a echar un café con una amiga a un bar del pueblo (al que por cierto, solemos ir con mucha frecuencia), y no había revisado lo que llevaba en la cartera.

Total, cuando voy a pagar saco la cartera para coger las monedas y cual es mi sorpresa al ver que sólo llevaba un melocotón ? (o un billete de 50 euros como lo llamamos nosotros).

El caso es que aunque me ha pasado ya en varias ocasiones (y no pocas), para pagar dos cafés que suman entre los dos 2,60€ a mí por lo menos me da vergüenza darle al barman un billete de esta cantidad, y más al ser en un bar de pueblo y temprano por la mañana.

Y hago hincapié en esto porque en cualquier ciudad da igual la hora que sea y la cantidad con la que pagues, pues no creo que te pongan ninguna «pega» porque seguro tendrán cambio de sobra, pero en un pueblo y además siendo temprano como era… ?

Al final no pasó nada porque a pesar de ser temprano y que no había nadie más a esas horas en el bar, el camarero simplemente me dio las gracias y el cambio correcto, pero eso no quita que vaya a pagar con vergüenza por el hecho del «cómo reaccionará» el barman al recibir 50 cucus para cobrarse poco más de dos euros.

Datos y estudios muy interesantes sobre el café ☕️

¡Lo siento por todos los que me odien, pero creo que desde hoy sé que soy INMORTAL! Y lo sé por este artículo de EL PAÍS que leí el otro dia en su web. Hoy dejo por la web datos y estudios sobre mi bebida favorita que he sacado del artículo que acabo de mencionar de EL PAÍS y de otra web mencionada más abajo.

Un estudio sugiere que tres cafés al día reducen la mortalidad prematura entre un 8% y un 18%

El análisis, de medio millón de personas a lo largo de 16 años, es el mayor hasta la fecha

Beber tres cafés o más al día reduce la mortalidad prematura un 18% en hombres y un 8% en mujeres, según sugiere el mayor estudio hasta la fecha. El trabajo, encabezado por científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha analizado a 520.000 personas a lo largo de 16 años en una decena de países europeos, incluida España. Los resultados asocian el consumo de tan solo un café diario con una reducción de la mortalidad prematura del 3% en hombres y del 1% en mujeres. Disminuye la mortalidad por todas las causas, pero sobre todo por enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo.

El estudio es una buena noticia para los cafeteros, que cada día beben 2.250 millones de tazas en todo el planeta. En 1991, la misma rama de la OMS —la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer— clasificó el café como “posiblemente carcinógeno para los seres humanos”, a causa de “indicios limitados” que insinuaban un vínculo con el cáncer de páncreas. El año pasado, la OMS borró esa sospecha tras examinar más de 1.000 estudios y concluyó que no había pruebas de la carcinogenicidad del café. Incluso se observó una reducción del riesgo de cáncer de hígado y del endometrio uterino.

Ahora, el nuevo macroestudio, financiado por la Comisión Europea, no solo indulta al café, sino que sugiere efectos beneficiosos para la salud. Un segundo estudio, realizado con 185.000 estadounidenses de varias etnias, también durante 16 años, llega a conclusiones similares. Ambos trabajos se publican hoy en la revista especializada Annals of Internal Medicine.

Los efectos beneficiosos se observan ya sea el café con cafeína o descafeinado

“En dos sociedades muy diferentes vemos resultados bastante concordantes: el café tiene un efecto saludable y reduce la mortalidad prematura en una cantidad no despreciable”, resume el epidemiólogo Antonio Agudo, coautor del estudio europeo. Agudo, del Instituto Catalán de Oncología, subraya que el café contiene sustancias como los polifenoles, con propiedades antioxidantes. Los efectos beneficiosos se observan ya sea el café con cafeína o descafeinado.

Esteve Fernández, expresidente de la Sociedad Española de Epidemiología, aplaude el trabajo europeo. El investigador, ajeno al nuevo estudio, recuerda que hace décadas muchos análisis encontraron vínculos entre el café y el cáncer simplemente porque los cafeteros fumaban más. Era una falsa asociación: lo que provocaba el cáncer era el cigarrillo que acompañaba el café.

Ahora, los autores han intentado eliminar estas conexiones erróneas, ajustando sus resultados a posibles variables de confusión, como el propio tabaco, la afición al alcohol, el consumo de carnes procesadas y rojas, la toma de frutas y verduras, el número diario de calorías ingeridas y el uso de la píldora anticonceptiva. Los investigadores, sin embargo, no han tenido en cuenta el nivel de ingresos. La renta es un posible factor de confusión, ya que las personas con más dinero suelen tener mejor salud y, a su vez, pueden permitirse beber más café, un producto caro en el mercado.

Los expertos creen que todavía es prematuro recomendar el consumo de café para prevenir enfermedades crónicas.

Agudo reconoce esa posible limitación, pero cree que es menor. Su equipo sí ha ajustado sus resultados al nivel de estudios, habitualmente vinculado con los ingresos económicos. El epidemiólogo también admite el llamado sesgo de causalidad inversa: podría ocurrir que en el estudio participaran personas que no beben café precisamente porque el médico se lo prohibió tras un problema de salud. Agudo, de nuevo, quita peso a esta limitación, ya que el observado efecto beneficioso del café es constante entre los consumidores y aumenta en ellos con el número de tazas ingeridas. “Estoy convencido de que esto es un efecto real, con una buena base biológica”, sentencia.

Otra de las limitaciones del estudio es que el concepto «taza de café» varía por países. En Italia, bastan 138 mililitros para ser considerado un gran bebedor de café, pero en Países Bajos la frontera son 750 mililitros. Los investigadores creen que estas diferencias se compensan porque allí donde el café es más fuerte, como en Italia, se toma en volúmenes más pequeños. El efecto del azúcar o de la leche se ha intentado eliminar al tener en cuenta el número total de calorías ingeridas.

El estadístico David Spiegelhalter, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), subraya que el nuevo estudio es observacional: un tipo de análisis que puede sugerir una relación de causa y efecto entre dos factores, pero nunca demostrarla. Spiegelhalter, con cierta brocha gorda, ha echado cuentas para el portal Science Media Centre. Si se confirmase la relación de causa y efecto, según sus cálculos, una taza extra de café al día extendería la vida unos tres meses en el caso de los hombres y alrededor de un mes en el de las mujeres. “Prorrateando, es como si esa taza de café añadiera, en promedio, unos nueve minutos a la vida de un hombre y unos tres minutos a la de una mujer. Así que quizá deberíamos relajarnos y disfrutarla”, ha declarado Spiegelhalter.

La revista Annals of Internal Medicine incluye un editorial con consejos para la ciudadanía, elaborado entre otros por los españoles Eliseo Guallar y Elena Blasco-Colmenares, expertos en salud pública de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore (EE UU). “Sería prematuro recomendar el consumo de café para reducir la mortalidad o para prevenir enfermedades crónicas. Sin embargo, cada vez es más evidente que un consumo moderado de café, de hasta entre tres y cinco tazas diarias, no está asociado con efectos adversos para la salud en adultos y se puede incorporar a una dieta saludable”, sostiene el editorial. Esteve Fernández coincide: “El mensaje es claro: el café no es malo”.

Ahora aprovecho esta entrada para añadir algún dato extra sobre el café que he encontrado en otra web:

Son muchas las personas a las que les encanta el café pero que están preocupadas por si éste puede influir de forma negativa a su salud. Y sí que es verdad que abusar del café es malo, pero para que estés más tranquila, queremos mostrarte algunos beneficios que esta bebida nos aporta.

Claro está que siempre hay que consumirla con precaución y no abusar nunca de ella, ya que sus efectos perjudiciales pueden ser peores que los beneficios.

  • El café te hace más eficiente en tus tareas.
    Si bebes café de forma regular, a la larga te darás cuenta de que tu capacidad de trabajo y de concentración ha mejorado.Los estudiantes en época de examen suelen tomar café varias veces al día, y muchos afirman que esta bebida les ayuda a rendir mejor sin ni siquiera cansarse. Es por eso que muchos atletas y deportistas toman esta bebida para mejorar su sistema y sus resultados.
  • El café reduce el riesgo de padecer un cáncer.
    El café ayuda a reducir el riesgo de padecer un cáncer tanto en hombres como en mujeres. El riesgo de sufrir un cáncer de próstata en hombres podría reducir si éstos beben café de forma regular. Se aconseja especialmente a las personas mayores que tomen café unas cuantas veces al día para prevenir el cáncer de próstata. Las mujeres que beben café de forma regular pueden reducir su riesgo de padecer cáncer endometrial. El café también disminuye el riesgo de padecer un cáncer de pulmón, de pecho y de estómago, entre otros.
  • El café reduce el riesgo de padecer ataques al corazón.
    Muchos doctores aconsejan a sus pacientes que tomen café entre dos y tres veces al día, ya que esta bebida fortalece nuestro corazón y disminuye el riesgo de padecer infartos. El café contiene cafeína que no permite que la presión arterial sea demasiado alta, por lo que las posibilidades de padecer un infarto se ven reducidas.
  • El café protege de enfermedades cerebrales.
    Está demostrado por muchas investigaciones que el consumo de café ayuda a proteger a las personas de algunas enfermedades del cerebro, como el párkinson, Alzheimer y la demencia. Se estima que reduce el riesgo de padecer Alzheimer en un 50% y el de padecer párkinson entre un 30% y un 60%. Por lo tanto, sobre todo si alguien de tu familia padece una de estas enfermedades, es muy aconsejable que tomes café entre dos y tres veces al día para reducir tus posibilidades.
  • El café reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2.
    Investigaciones demuestran que a las personas que toman café regularmente es mucho más extraño e inusual encontrarles diabetes tipo 2. Según los estudios, beber 3 vasos de café al día reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en un 30%.

Estos son algunos de los beneficios del consumo de café. Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, también es importante conocer sus efectos perjudiciales, que se deben mayormente al abuso de cafeína. Algunos de estos efectos perjudiciales son:

  • Insomnio
  • Adicción
  • Presión arterial alta (a causa de la cafeína)
  • Osteoporosis
  • Síndrome menstrual empeorado
  • Fatiga emocional

Así pues, viendo las ventajas y los inconvenientes del consumo de esta bebida, te invitamos a que reflexiones y decidas qué parte te convence más. Desde aquí, te aconsejamos que hagas un uso responsable del café y que, como pasa con todo, no abuses de su consumo bajo ningún concepto.

Son las 12 de la mañana y ya llevo 4 cafés

cafe-cappuccino

Buenos días de nuevo (para los que ya hayáis visto la entrada que acabo de publicar sobre mi vídeo de ayer).
El caso es que no sé si es un problema lo que tengo con el café o es que simplemente es una adicción (sin más), pero me apetecía contarlo y por eso mismo escribo esta mini entrada.

Como el título dice, son las doce de la mañana (ya pasadas) y acabo de beberme el cuarto café de hoy. Me he levantado a las 10 y he bajado a desayunar pero al beberme el primer café, el cuerpo me pedía más. Me he bebido otro segundo y al terminarlo igual. Me he bebido el tercero y he subido a la habitación a publicar el vídeo de la entrada anterior, pero una vez aquí sentado delante del Mac la historia se ha vuelto a repetir. El cuerpo me pedía mas cafeína y por lo tanto me he hecho el cuarto café del día (sobre las 12).

Soy una persona que siempre ha amado el café y por lo tanto es algo más que básico en mi día a día, pero espero que no sea tan «malo» ingerir grandes cantidades de esta bebida porque teniendo en cuenta la hora que es y que «dentro de mí» ya hay cuatro cafés, no sé cuántos más van a caer hoy.

Listo. Ya lo he contado y ya estoy mejor conmigo mismo. 

¡Un besote majos! 

EDITO: Son las 15:00 y acaba de caer el quinto café del día (el de después de comer). Todavía queda mucha tarde, día y noche por delante…

Tabasco, mi complemento favorito para las comidas

Creía que ya había escrito en la web sobre el Tabasco pero por lo visto no es así.

Tabasco

Esta es una entrada sobre mí mismo o sobre mi vida, por lo que serán muy pocos a los que les pueda interesar. Simplemente lo escribo porque me apetece, sin más.

Como me apetecía escribir algo para mantener el sitio un poco actualizado y no sabía sobre qué hacerlo, creo que este tema personal es algo interesante por lo menos para mí.

Tabasco, pues eso…

Al grano, el caso es que soy una persona a la que le gustan los «extremos» (por favor y por supuesto, jamás hablando de política…).

En el campo o mundo de la alimentación me gusta sobre todo lo que se viene a tratar en esta entrada, la comida «rebelde» o «traviesa» (y eso, por supuesto sin hablar de algo que odio, que son los «platos de postureo» como ya comenté en la web hace tiempo).

Por la parte de lo que va esta entrada o post, he probado varios tipos de Tabasco pero no todos ya que aquí en España no existen todos los tipos o por lo menos yo no lo he encontrado. Que recuerde, he probado tres: el normal u original, el Chiplotle y otro que no recuerdo.

De hecho, cuando vivía en Zaragoza no era solo «adicto» al café, sino que cada bote de Tabasco me duraba como un mes (solo para mí, obviusly).

Y creo que ya está todo dicho o escrito. Esto lo iba a haber publicado ayer jueves pero entre unas u otras cosas no lo dejé, así que hoy viernes 12 de junio lo dejaré publicado.

Por lo menos ya estamos en fase 3 en mi zona, por lo que las cosas han cambiado mucho (a mejor) en estas últimas semanas.

¡Así que sin más, besos, abrazos, salud para todos y disfruten del fin de semana!

Anécdotas durante el estado de alarma que creerás surrealistas

Entretenido post que vi hace poco en la web de EL PAÍS en el que cuentan anécdotas durante el estado de alarma, surgido a raíz del COVID-19.

Anécdotas durante el estado de alarma
Vecinos de Tres Cantos recrean una playa el pasado sábado santo, con toallas, hamacas y sombrillas. GUARDIA CIVIL.

El estado de alarma por la pandemia ha dado un sinfín de anécdotas y situaciones a la policía y a la Guardia Civil. Los más de dos meses de confinamiento, de fases y de controles han motivado situaciones en las que se junta la picaresca, a veces salpicados por el drama y en muchas por la intención de sus protagonistas de hacerse los listos y saltarse las prohibiciones.

Anécdotas durante el estado de alarma que creerás surrealistas

En busca de la prostituta. La Guardia Civil intensificó la vigilancia en las autovías radiales para evitar que los madrileños se saltaran el confinamiento y se marcharan a ver a familiares o a sus segundas residencias. En los primeros días del estado de alarma, montó un control masivo con numerosos agentes en la autovía de Extremadura (A-5), en el que paraban a todos los vehículos. En esas fechas, les resultaba raro ver a tantas personas que iban en un mismo turismo, pero muchas veces se debía a obreros de una misma empresa o padres que llevaban a sus hijos a otros progenitores para cumplir la sentencia de divorcio, según agentes del instituto armado. El que casi se quedó sin palabras fue un sargento de Tráfico que, al parar a un conductor, le dejó muy claro que volvía de buscar a una prostituta. La mujer, que iba vestida de manera bastante llamativa, no lo negó en ningún momento. La consecuencia: denuncia para ambos. Esta vez el encuentro sexual le salió bastante más caro.

Entre los sacos de patatas. La Policía Municipal de Madrid también vigiló las carreteras de salida. Al comienzo del estado de alarma, los agentes pararon un Seat León en la autovía de Barcelona (A-2), en sentido salida. Cuando el conductor bajó la ventanilla, vieron que lleva el interior lleno de sacos de patatas. El hombre explicó que iba a un mercadillo de Alcalá de Henares a venderlas y a sacarse unos euros para pasar el confinamiento. Lo mejor de la situación estaba por llegar. En los asientos de atrás, escondida entre los sacos, estaba su mujer. De nuevo, sanción para ambos y vuelta por donde habían venido.

Alcalá repite. Por esas fechas, los agentes pararon otro vehículo, en el que iban una mujer, su hija y los tíos de la primera. Los policías municipales se quedaron sorprendidos de ver a tanta gente, cuando estaba prohibido salir de casa y menos viajar tanta gente en un mismo coche. La conductora les dijo que iban a llevar a la niña al hospital porque se encontraba mal. Al ver su domicilio, en la avenida de Asturias, le dijeron que le correspondería La Paz o el Ramón y Cajal. “Ya, pero es la niña quiere el de Alcalá, porque la tratan mucho mejor”, dijo la mujer. El contenido del maletero les delató: carne y fruta para pasar el día con otros familiares.

La insistencia tiene premio. La Guardia Civil ha tenido fichados a más de un infractor. De hecho, los agentes de Tráfico han llegado a sancionar hasta en siete ocasiones a dos jóvenes que viajaban de manera habitual en un vehículo. Estos, que se saltaban a la torera el confinamiento, acabaron detenidos por desobediencia, además de propuestos para sanción. Algo similar le ocurrió a un cliente de un Cabify, que se movía por la zona norte de la región vendiendo droga al menudeo.

Controles de la Policía Municipal durante la pasada Semana Santa.
Controles de la Policía Municipal durante la pasada Semana Santa.© LUIS SEVILLANO/EL PAIS

Un despiste muy caro. En la capital, se dio una anécdota con un vecino de Madrid que fue detenido en la salida de la autovía de Valencia (A-3) en la operación salida de la Semana Santa. Los policías municipales le registraron una vez y vieron que iba cargado de maletas, por lo que le multaron. A la hora, regresó al mismo control. “Ay, es que me he confundido”, les dijo. “No se preocupe, caballero, le volvemos a multar para que no se confunda más. Cada vez que pase, se lo recordaremos con una nueva sanción”, le dijo con ironía el agente. Ya no le vieron más.

En Tres Cantos sí hay playa. Los moradores de una urbanización de 21 chalés de Tres Cantos decidieron en plena Semana Santa celebrar su particular fiesta veraniega. Salieron todos a la calle con toallas, chanchas, hamacas, sombrillas y hasta colchones inflables. Cuando llegaron los guardias civiles, no daban crédito a lo que estaban viendo. La situación era rocambolesca, en pleno confinamiento. El fin de la fiesta terminó con todos identificados y propuestos para sanción.

El café semanal con las amigas. Los controles de la Policía Municipal han dado para mucho. Una vez, al comprobar un autobús procedente de Las Rozas, se toparon con una mujer de 83 años que había quedado con tres amigas suyas de 80 años para tomar un café, como hacía “todas las semanas”. Cuando los funcionarios le dijeron que era muy peligroso y que ella estaba en la población con mayor riesgo, la mujer se lo negó: “Tengo 83 años y a mí el bicho ese ya no me ataca”. Se llevó la correspondiente denuncia y se quedó sin el café semanal con las amigas.

El obrero en escúter. Los policías municipales pararon a un hombre en la autovía de Andalucía (A-4) que iba en escúter. Cuando le preguntaron adónde se dirigía, este les dijo que a un pueblo de Sevilla a ayudar a su padre que se estaba haciendo una casa en el campo. Eso sí, iba a coger un coche que tenía aparcada a unos kilómetros para llegar a su destino. Según su versión, era el único de la familia que sabía de albañilería y, por tanto, el único que podía ayudarle. Su hemano menor no tenía tanta destreza con la paleta y el cemento. Llevaba hasta una fotografía del DNI de su progenitor para dar veracidad a su historia.

El ataque de ansiedad de la novia. Algo similar ocurrió en otro control, cuando los agentes detuvieron a un conductor joven. Al preguntarle el motivo de su desplazamiento, les comentó que su novia estaba sufriendo “un ataque de ansiedad” y tenía que ir a consolarla. Lógicamente, la mujer se quedó sin su consuelo y el hombre recibió una propuesta de sanción.

Colas a la entrada de un supermercado en Madrid durante la pandemia de coronavirus el pasado 28 de marzo.
Colas a la entrada de un supermercado en Madrid durante la pandemia de coronavirus el pasado 28 de marzo.©JAIME VILLANUEVA / EL PAÍS

La picaresca de la cesta de la compra. La Guardia Civil detectó con un delincuente habitual del sur de la región llevaba de forma habitual una bolsa con tetra briks de leche. Cuando los agentes le paraban, siempre alegaba que regresaba de comprar productos de primera necesidad. Lo que no tenía tan claro este individuo es que eso no sirve de excusa cuando le paraban a las 23.30 y la leche la vende un supermercado que cierra a las 19.30. Igual les pasó a los policías municipales que vieron salir de su casa a un hombre con la compra ya hecha a primera hora de la mañana. Para poder salir a la calle, había metido en una bolsa una botella de leche y un paquete de arroz, por si le paraban. Evidentemente, con lo que no contaba era que no tenía ningún tique de compra.

“Agente, no sé ni dónde estoy”. En medio de tanta picaresca, también se han dado casos dramáticos. Eso sí, son los menos. Un policía municipal paró a un motorista, justo cuando se cumplían 50 días del inicio del confinamiento. El conductor, de 46 años, le respondió sin tapujos: “Agente, no sé ni dónde estoy”. El hombre se había saltado la prohibición y comenzó a circular sin rumbo por la M-30, la A-1 y la M-40 hasta que le pararon. “Me he tenido que marchar de casa porque no aguanto más a mi mujer. Era marcharme o hacer una locura. Quizás cuando vuelva, me encuentre con que no puedo entrar en casa”. Acto seguido, se echó a llorar y casi sufrió una crisis de ansiedad. “Denúncieme y haga lo que considere oportuno, pero ya no podía más”.

Los dueños de los perros, unos atletas. La vigilancia por los campos también ha dado sus frutos a la Guardia Civil. Han sido bastantes los dueños de perros que los sacaban a pasear a varios kilómetros de distancia. Cuando veían a la patrulla, iniciaban unas carreras campo a través que parecían atletas profesionales. Pensaban erróneamente que, cuando los identificara la patrulla, no los propondría para sanción porque ya estaban cerca de su casa.

El cigarro en la calle sabe mejor. En la confluencia de las calles de López de Hoyos y Cartagena, dos policías municipales se encontraron con un hombre sentado en un banco fumando un cigarro. Cuando le preguntaron por qué estaba allí, el vecino no se cortó un pelo: “En mi casa no me dejan fumar y además, aquí el tabaco sabe mejor”. Lo que no se sabe si le supo tan bien fue la propuesta de denuncia. En el mismo distrito de Salamanca, los agentes encontraron en pleno confinamiento a una pareja tomando unas cervezas y una bolsa de patatas fritas. La respuesta fue sencilla: “Es que aquí se está muy bien”. No opinaron lo mismo los policías, que rellenaron el acta de sanción.

EL DINERO ESTABA A LA OTRA PUNTA DE LA CIUDAD

La Policía Municipal ordenó parar en una calle de Carabanchel a un hombre a los mandos de un coche. Los agentes les preguntaron adónde iban en pleno confinamiento, ya que estaba prohibido circular salvo causa justificada. El conductor les respondió que tenían problemas económicos y que habían quedado con un amigo en el distrito de Barajas que le iba a prestar dinero. La excusa no sonó bien a los policías, que le dijeron que podía hacerle una transferencia o mediante un envío rápido a través del teléfono móvil. El hombre les contestó que no, que prefería “el cara a cara” para agradecérselo a su conocido. Con lo que contaba es con que los agentes le pidieran que abriera el maletero. Al ver su contenido, su particular se vino abajo. Las cervezas le delataron al instante.

Móvil robado por segunda vez, esto es lo que me pasó y cómo lo solucioné

Hola majos, otra vez por aquí para contar algo sobre un móvil robado, sobre el mío. El viernes pasado fui a cenar con unos amigos a un bar del pueblo al que hemos ido muchas veces y al terminar de cenar fui al baño a mear y cuando salí, mis compañeros no estaban.

móvil robado
Esta captura tendría que ser la última pero la pongo la primera para encabezar la entrada. Se trata de mi teléfono ya localizado por mí desde el servicio de Apple «Buscar o localizar mi iPhone» y la hice desde mi casa después de que me lo sustrajeran. Ya lo tenía la Guardia Civil en el cuartel.

Antes de empezar a contar todo, voy a dejar aquí directamente el tweet que publiqué a las cinco de la mañana de esa noche, dos horas después de haber recuperado el teléfono:

Entonces salí a la puerta del bar a ver si estaban en la terraza y como no había nadie llamé a uno de ellos para ver dónde estaban. Cuando salí me saludó un marroquí del pueblo que solo conocía de oídas (y ninguna buena, por cierto).

Total, yo le devolví el saludo sin conocerlo de nada por el simple hecho de ser amable y cortés, pero en cuanto anduve unos metros más, sin venir a cuento se acercó este individuo y sin yo darme ni cuenta me pegó un tirón brutal y empezamos a forcejear hasta que consiguió quitarme el móvil de la oreja y se fue corriendo como si estuviese en una maratón. Yo salí detrás de él pero no había manera de alcanzarlo.

Móvil robado, sí, pero no es la primera vez que me roban este teléfono…

Cuando lo adquirí en diciembre 2016, nada más salir al mercado, unos días después ya me lo intentaron robar en el barrio de Delicias de Zaragoza y de hecho lo consiguieron, pero como solo hacía unos días que lo tenía, no me di por vencido y yo mismo (y solo) fui a buscarlo hasta que di con él. Esta historia ya la conté desde la web.

Ya que estoy, voy a dejar unas capturas de pantalla del servicio «Buscar mi iPhone» que hice el día siguiente en el mail del Mac:

Un móvil robado no gusta a nadie, por eso en cuanto llegué a casa activé el «modo perdido» para asegurarme de que el ladrón no puede hacer nada con el teléfono. Se bloquea de forma remota y el aparato está en un estado como si estuviese «apagado» solo que encendido, y por supuesto me sigue enviando la ubicación al mail a tiempo real.
móvil robado
Lo bueno de Apple, entre muchas otras cosas, es que si tienes un móvil robado de la marca, con este servicio es muy fácil, por lo menos, saber dónde está.
móvil robado
Son mails que el servicio de Apple me envía según va localizando dónde está una vez que he dado la «voz de alarma» al sistema.
Aunque la hora es la que usan en EEUU, tampoco es muy difícil hacer la «conversión» a la hora española.
Esto es lo que me apareció en el Mac cuando lo encendí después de recuperara mi móvil robado, mi iPhone.

Volviendo a esta vez…

Después de salir corriendo detrás de este personaje y darme por vencido porque corría como si estuviese pasando la frontera, de casualidad encontré a los amigos que habían cenado conmigo y les conté todo

Fuimos a ver si lo veíamos pero ni rastro. Por suerte nos cruzamos con una patrulla de la Guardia Civil y les contamos todo. Les dijimos quién era el personaje que me había robado el teléfono porque a pesar de todo, vivimos en un pueblo y todo el mundo se conoce más o menos, o por lo menos se sabe quién es cada uno, a lo que los dos guardias que iban el el coche nos dijeron que ese mismo día ya había liado otros jaleos por el pueblo. Total, cogieron el teléfono de una amiga que iba con nosotros y se fueron a ver si daban con él.

Yo mientras me fui a casa a coger el ordenador y buscar a través de la aplicación «Buscar mi iPhone» (pues esto es un servicio de Apple que permite localizar dónde están todos tus dispositivos por si son sustraídos, ya sea un iPhone, iPad, iPod (creo) y hasta un Mac). Mi sorpresa llega cuando de repente veo que me sale en el cuartel de la Guardia Civil de mi pueblo. Justo veo esto en la pantalla de mi Mac y me llaman al fijo de casa (captura del inicio de la entrada).

Lo coge mi padre y era David, uno de los amigos que habían cenado conmigo y que ya sabía todo. Pregunta por mí y mi padre me pasa el teléfono. David me dice que acaban de llamar a Carol, su novia (que era la chica que había dado su número a los guardias por si tenían novedades) para decirle que ya tenían el teléfono porque habían localizado al individuo y que además se la había liado a ellos también cuando lo han parado y registrado. Que teníamos que ir al cuartel a poner la denuncia y hacer todo el papeleo.

Viene a por mí a casa, me recoge en el coche y subimos al cuartel. Una vez allí, me toman todos los datos y hacemos el papeleo, les explico todo, me dan el teléfono después de hacer todos los trámites y me citan para un juicio rápido ese mismo día a las 11 (supongo que esto sería por tomar el delito como robo y no como hurto, al ser un móvil de más de 400 euros).

Por cierto, una vez terminamos de poner la denuncia y de recoger el móvil en el cuartel, nos fuimos de fiesta a Setiles que es un pueblo de aquí cerca en el cual había verbena. Pues ya que me habían amargado media noche (hasta las tres o así), no quería terminarla con mal sabor de boca a pesar de tener el juicio supuestamente el día siguiente a las 11.

El juicio…

Al poner la denuncia nos citaron el sábado (al cabo de unas horas, vamos…) a las 11 de la mañana en el juzgado, pero un tiempo después (nada más llegar a Setiles), nos llamaron para decirnos que se cambiaba al domingo a las 10 de la mañana. Total, tampoco nos íbamos a quedar en Setiles hasta las tantas, pues simplemente fuimos a echar un vistazo por la alegría de recuperar el teléfono tan rápido.

Bien, acudimos a las 10 menos cuarto pero estaba cerrado todavía. Esperamos un rato por allí hasta que llega la secretaria del juzgado y me dice que podemos estar un tiempo tomando un café o algo hasta que me llame porque estaban haciendo sus trámites. Nos vamos a un bar de al lado del juzgado a tomar un café cuando al cabo de un tiempo vemos llegar un coche de la Guardia Civil con el acusado. Desde el bar vemos cómo lo bajan del coche y lo introducen en el edificio, hasta que tras una media hora apróx, me llaman del juzgado diciéndome que ya podemos ir.

Vamos hacia allí, subimos a la planta donde se ubica y entramos. Salió la secretaria para decirnos que en unos momentos entraríamos por separado y nosotros, mi amigo y yo, nos quedamos esperando.

Al cabo de unos momentos viene de nuevo y me dice primero a mí que ya puedo entrar. Entro y junto con la jueza, la secretaria y el abogado de oficio del otro individuo comenzamos el juicio, cuya duración no superó los diez minutos.

Cuando termina mi sesión es el turno de mi compañero, por lo que él entra seguidamente en la sala hasta que, tras pasar otro periodo de tiempo, termina su sesión y sale a la puerta.

¿Y cómo acaba todo esto?

Pues la verdad es que todavía no sé nada del desenlace ni tengo noticias, pero teniendo en cuenta que tampoco fue mucho lo que pasó y que fue ayer mismo el juicio, domingo, aún queda un tiempo (espero que no mucho) para saber el resultado.

Por lo menos yo ya tengo mi «móvil robado» conmigo y lo único que quiero y deseo es que este personaje no quede como si nada. Y esto último no lo digo por mi caso, pues es un elemento que según me han contado, desde que está en España o desde que vino de Marruecos, su país, no ha dejado de liarla en diferentes sitios y con delitos de bastante gravedad.

Lo último…

Me gustaría agradecer desde aquí, desde la web, a la Guardia Civil por el trabajo que ha hecho en este y en todos los casos, pues me sorprendió muy gratamente la rapidez y la eficacia con la que consiguieron pillar al protagonista de este post, y que espero tenga su merecido por todo lo que ha hecho (y no solo a mí).

Por cierto, jamás he sido ni soy la mínima parte de racista, pero si viene a España para rascarse los huevos y vivir cometiendo todo tipo de delitos y drogándose día sí y día también… en fin, puedes imaginar tú mismo mi pensamiento al respecto.

Esto es todo por hoy…

Así que si algún día das tu teléfono como «móvil robado» porque algún pocas luces te lo ha mangado, ya sabes cómo puedes actuar o, por lo menos, si se trata de un iPhone.

Mi fin de semana en Zaragoza en Stories de Instagram

Hi bebesotes, como quería escribir algo y no sabía sobre qué hacerlo, creo que lo que voy a hacer va a ser simplemente dejar las Stories de mi perfil de Instagram, que subí este fin de semana en mi viaje a Zaragoza.

Ya he escrito muchas veces sobre esta ciudad, en la cual estuve viviendo hace tres y dos años cuando me fui allí a realizar mis estudios de realización audiovisual, pero este fin de semana simplemente he ido de ocio con hospedaje en un hotel y mucha fiesta por la tarde y noche.

Lo que voy a hacer es, como he visitado varios lugares que no había visto antes a pesar de haber vivido allí, va  a ser dejar una pequeña o breve descripción de cada foto o lugar en la leyenda de las mismas. Sólo voy a poner las fotos que subí al perfil de IG en las Stories y van a estar en un orden aleatorio, es decir… no están ordenadas cronológicamente ni de ninguna forma, según las he subido a la web.

Esta es la primar foto que subí de este viaje y que fue estando aún en el pueblo justo cuando iba a iniciar el mismo.
fin de semana en Zaragoza
Último día en el hotel, últimas horas…
fin de semana en Zaragoza
Un lugar al que fuimos el sábado y que tenía croquetas artesanas (o eso se supone) que eran una auténtica delicia.
El Foro es una chupitería de la ciudad a la que fuimos todos el sábado por la noche y pedimos varias tablas de chupitos. Eran de lo más variados y a decir verdad, estaban exquisitos. En el medio de la tabla redonda está la lista de esa tanda.
Esta foto tiene una curiosa historia. Y es que cuando estuvimos cenando el sábado en La Quebradera, yo pedí una cerveza (para variar… hahah) pero pedí la más fuerte que tenían y me pusieron esta, que al probarla era casi literalmente agua.
fin de semana en Zaragoza
Aunque en la Cucaracha ya había estado antes, no había sido hasta este sábado cuando pedimos los «machacados» o algo así, que eran unos chupitos cuya mezcla se hacía por el propio consumidor y después se «machacaban» en la mesa para beberlos.
Esta foto es, si mal no recuerdo… del viernes. Es la parte de atrás o la puerta de atrás del museo de la tortilla y estaba cerrado, por lo que no pudimos entrar hasta el día siguiente.
fin de semana en Zaragoza
Pero el sábado ya por la noche pudimos ir al Museo de la tortilla a cenar. Es un lugar del cual había oído hablar a muchas personas y en muchas ocasiones pero al que yo todavía no había ido. he de decir que me gustó un montón porque es del estilo «100 montados» y tiene decenas de tipos de tortilla para pedir y probar. Si estás leyendo esto y no conoces el lugar, te recomiendo una visita.
fin de semana en Zaragoza
El Loco Yibril es un garito de Zaragoza que me llamó mucho la atención por varios cosas. Por ejemplo por el aspecto del mismo, pues parecía una peña de pueblo con el interior lleno de cosas colgadas por las paredes y demás. Por cierto, todos pedimos cócteles diferentes y he de decir que yo pedí el de sandía y era literalmente agua. O lo que es lo mismo… gasté seis euros en un «cóctel» de agua. Pero sí es verdad que probé otros que pidieron mis compañeros y esos otros sí tenían sabor a «algo».
Esta foto es de la cena en la Quebradera, un rte. mexicano en el cual ya había estado alguna vez anteriormente pero que tiene una comida deliciosa. En esta foto no puse el logo o etiqueta de la ubicación porque estaba hambriento y no me iba a estar a poner vainas en la foto…
fin de semana en Zaragoza
Esto fue ayer domingo, la última comida del fin de semana en Zaragoza. Fue en El Tuno, otro bar al que solía ir de vez en cuando cuando vivía en la capital aragonesa hace dos-tres años.
Licenciado Vidriera, otro pub al que fuimos el sábado por l anoche y en que estuvimos cosa así como un par de horas.
Esto simplemente es el pasillo del hotel. Hice la foto simplemente porque me gustó bastante el verde chroma de las paredes.
Esta foto es de ayer domingo por la mañana después de salir de la ducha con la toalla y en a terraza de la habitación del hotel, con el Pilar de fondo. La verdad es que el hotel estaba bastante bien a pesar de ser relativamente barato para el lugar en el que estaba ubicado o situado.
Un obsequio del hotel que no llegamos a probar… pues aunque tenía buena pinta, no había ni teníamos leche para el café. Sí, podría haber hecho un solo, pero tampoco me apetecía para las horas a las que estaba en el hotel…
Otro garito en el cual estuvimos de vermouth creo que el viernes y que me gustó a pesar de no ser gran cosa. Las tapas que pedimos estaban divinas y se estaba muy bien en la terraza.
fin de semana en Zaragoza
Esto creo que fue la cena del viernes, lo que sí sé seguro es que las bravas de la foto estaban impresionantes, espectaculares, awesome.
Este es el café que va entre la hora de desayunar y la de comer, a media mañana de ayer domingo, el último día. Fuimos a Bocatart, un lugar que yo personalmente no conocía y me gustó bastante por la gran variedad de bocadillos que tenían, como se puede saber u observar en el nombre el local, que es una bocatería.
fin de semana en Zaragoza
Manolo la Nuit, el pub de la foto, es creo que el último al que fuimos el sábado. Ahora mismo no sé si los chupitos de la foto eran de granadina con algo más, pero sí recuerdo que estaban deliciosos.
fin de semana en Zaragoza
Esta foto en realidad la hice para hacer la última Storie que está justo debajo de esta.
Mi última foto o Storie para Instagram de este viaje, ya fue justo antes de salir para el pueblo de vuelta el domingo después de comer.

Y este ha sido mi viaje de un fin de semana en Zaragoza. Como se puede ver, han reinado las comidas por ahí y sobre todo, en cuanto a la bebida, los chupitos. Aunque creo que lo que más bebimos todos era cerveza, pero si pongo una foto por cada lugar al que fuimos a echar unas birras… no acabaría.

Así que tras alguna que otra hora redactando esto y subiendo las fotos, ya doy por finalizado mi fin de semana en Zaragoza.

Veremos dónde es mi próximo viaje de «catador de fiestas». 🤣

¡Besos, abrazos y salud!

Delirios perpetrados por ‘influencers’, estos son 12 de ellos

Un artículo que vi sobre delirios de «influencers» hace ya tiempo en la web de moda de EL PAÍS y me llamó la atención, sin más.

delirios

Así que ahí va el artículo tal cual aparece en su fuente original ya mencionada y vinculada:

delirios

  • 1 de 12

    Vender agua usada de su bañera. La influencer y gamer británica Belle Delphine ha revolucionado las redes sociales estos días con su última ocurrencia: vender a sus seguidores el agua con la que se baña envasada en tarros de cristal por 30 dólares (unos 26 euros) cada uno. La influencer, que acumula 4,5 millones de followers en Instagram que permanecen atentos a sus publicaciones de tintes eróticos, ha logrado agotar el agua en solo un día. La respuesta a su nueva idea de negocio, en forma de memes de todo tipo, no se hizo esperar. Algunos incluso la acusan de vender agua sucia que podría atentar contra la salud de sus seguidores. Ella se ha limitado a recomendar «no beberla» y «utilizarla con fines sentimentales».

  • influencers

     

    2 de 12

    Poner en riesgo su propia salud. El monte Neme, una antigua mina de wolframio ubicada en O Carballo (A Coruña), ha recibido las últimas semanas una avalancha de visitantes deseosos de fotografiarse junto a sus aguas turquesa. El problema es que el llamativo color de esta piscina natural gallega se debe a su contaminación. Bañarse provoca alergias, vómitos, diarreas e, incluso, fiebre, pero muchos no han dudado en peregrinar hasta la zona en busca de la instantánea perfecta (y unos cientos de likes a cambio). Numerosos comentarios en Instagram están alertando a estos influencers de los peligros que entraña el lugar, pero la mayoría hace oídos sordos y algunos tientan a la suerte dándose un chapuzón (con su consecuente alergia).

  • paul logan

     

    3 de 12

    Grabar cadáveres en el bosque de los suicidios. El youtuber Logan Paul recibió numerosas críticas en Internet cuando, a principios del año pasado, aprovechó su viaje a Japón con varios amigos para visitar el bosque de Aokigahara, un lugar ubicado en el monte Fuji al que acuden cientos de japoneses a acabar voluntariamente con sus vidas. No contento con grabar su tour por el lugar incluso filmó a uno de los hombres ahorcados que encontró durante su macabra visita. El revuelo que despertó el vídeo, que superó los seis millones de visitas, obligó a Paul a eliminarlo y pedir disculpas. El youtuber acumula a día de hoy 19 millones de suscriptores en su canal.

     

    4 de 12

    Ir de ‘salvador blanco’. Aida Doménech, mucho más conocida en redes sociales como Dulceida, la lio durante su viaje a Ciudad del Cabo (Sudáfrica) en 2018. Todo empezó cuando la bloguera de moda colgó una foto dándose un baño relajante mientras la capital atravesaba la mayor sequía de su historia. Tras desatar la polémica, Dulceida remataba la indignación fotografiando a varios niños keniatas con unas gafas de su colección que acababa de regalarles. A pesar de que emitió un comunicado aclarando que no pretendía publicitar su marca, Twitter no tardó en calificar su comportamiento como «complejo del salvador blanco”, un concepto que hace referencia a la ayuda que una persona blanca da a otra que no lo es y que es percibida más bien como un beneficio para sí misma.

 
  • delirios

     

    5 de 12

    Tirar una silla por la ventana. Marcella Zoia tiene 19 años y es una conocida influencer de Toronto (Canadá). Su popularidad traspasó las fronteras de su país cuando fue arrestada tras lanzar una silla por la ventana a una altura de 45 pisos. El vídeo que grabó mientras lo hacía no tardó en viralizarse despertando todo tipo de críticas y la entrada en escena de la policía, que la detuvo por atentar contra la salud pública. Finalmente fue puesta en libertad tras pagar una fianza y, aunque podría haber causado incluso la muerte a alguno de los viandantes, el incidente se saldó sin heridos.

  • elle darby

     

    6 de 12

    Pedir cinco noches gratis en un hotel. La influencer británica Elle Darby, con 87.000 suscriptores en YouTube y 76.000 en Instagram, copó infinitos titulares después de que contactase con el dueño del hotel The White Moose Café, en Dublín, para plantearle una posible colaboración. Darby pedía cinco noches gratis a cambio de mostrar el hotel en sus redes sociales. El responsable del local, Paul Stenson, no solo no aceptó la colaboración de Darby, sino que respondió públicamente a su email en el Facebook del hotel. Aunque su nombre no aparecía en la entrada, sus seguidores no tardaron en identificarla. Las fuertes críticas empujaron a Darby a subir un vídeo de 17 minutos –ahora eliminado– a su canal de YouTube, titulado I was exposed (So embarrassing) (Fui expuesta, qué vergonzoso), en el que respondía a los comentarios y confesaba la vergüenza y la ira que sentía. También defendía que se puso en contacto con el hotel sin mala intención.

 
  • influencers

     

    7 de 12

    Colarse en la final de la Champions. Kinsey Wolanksi protagonizó una de las imágenes más comentadas de la final de la Champions del pasado 1 de junio. La californiana, que acumula más de tres millones de seguidores en Instagram, saltó al terreno de juego ataviada con un minúsculo body y recorrió medio campo antes de que el equipo de seguridad la detuviera. Su objetivo era promocionar la web de adultos de su pareja, que tras su aparición alcanzó los 32 millones de usuarios. Según ha afirmado, planea continuar su estrategia de carreras por los campos de fútbol para lograr el objetivo de tener el suficiente dinero con 30 años como para poder retirarse.

  • delirios

     

    8 de 12

    Posar en Chernobyl como si fuera un parque de atracciones. Decenas de jóvenes, muchos de ellos con un considerable número de seguidores en Instagram, han colgado las últimas semanas imágenes posando en el mismo lugar en el que ocurrió la tragedia nuclear más grande de la historia. La exitosa miniserie de HBO, que recrea con una verosimilitud casi de documental los catastróficos sucesos que siguieron a la explosión de la central nuclear en la madrugada del 26 de abril de 1986, ha provocado que muchos influencers (y otros con ínfulas de serlo) se hayan desplazado hasta Prípiat, la ciudad ucraniana abandonada tras la catástrofe. Allí se inmortalizan improvisando toda clase de poses, a cada cual menos respetuosa. Las imágenes han despertado una indignación similar a las tomadas por otros tantos instagramers en campos de concentración como Auschwitz.

  • delirios

     

    9 de 12

    Copiar descaradamente a otro influencer. Aunque esto ha ocurrido en incontables ocasiones es especialmente sangrante el caso de la instagramer Diana Alexa que replicó sin reparos las fotos de la fotógrafa y bloguera australiana Lauren Bullen. Alexa no solo recorrió los mismos destinos por los que Bullen viajaba con su pareja, sino que copió las poses, la ropa, los encuadres… todo. Después de que la autora de las imágenes originales denunciara a la usurpadora en redes sociales, esta eliminó las fotos y privatizó su cuenta.

  • kendall jenner

     

    10 de 12

    Contar la «historia más dura de tu vida»… y acabar anunciando una crema. La modelo e influencer Kendall Jenner y su madre y cerebro detrás del éxito de las Kardashian, Kris Jenner, se pasaron días anunciando en sus redes que tenían una «historia tan cruda como real» que compartir con el mundo. Los seguidores de la top model se imaginaban un anuncio de gran repercusión, pero la revelación terminó siendo que Kendall se convertía en imagen de la marca de productos contra el acné Proactiv. La modelo confesó que ella también padecía esta enfermedad en la piel como si de un testimonio de superación se tratara y las críticas no tardaron en generar un ruido incomparable en redes sociales. Aunque su credibilidad se vio debilitada momentáneamente, a la hermanastra de Kim Kardashian no le faltan marcas con las que seguir colaborando.

  • influencers

     

    11 de 12

    Utilizar desastres naturales para ganar seguidores. Raro es que los instagramers no compartan en sus redes mensajes de apoyo ante atentados terroristas, desastres naturales y todo tipo de desgracias. Especialmente sonado fue el caso de las cuentas que utilizaron los incendios forestales de California en 2018 para compartir imágenes de ellos mismos posando tan felices (e incluso desnudos). Raline Shah, por ejemplo, colgó ante sus seis millones de fieles varias imágenes –como la que acompaña estas líneas– en las que posaba sonriendo y saltando acompañadas por el texto: «Estoy muy triste al enterarme de los incendios en Malibú y rezo por la seguridad y la fortaleza de los bomberos que luchan allí». Otros incluso aprovecharon para publicitar productos relacionando el contenido con la devastación causada por el fuego.

  • delirios

     

    12 de 12

    Pagar 600 dólares por unos zapatos de 20. Para comprobar el verdadero conocimiento de moda de los influencers de moda (valga la redundancia) y, de paso, hacer una promoción redonda de sus productos, una cadena americana de zapaterías low cost orquestó un engaño el año pasado. Varios instagramers de Los Ángeles fueron citados “en una exclusiva convocatoria” para conocer en primera persona la firma de zapatos Palessi. Con la particularidad de que tal marca no existía, era una ilusión creada por el departamento de comunicación de la empresa de bajo coste Payless. 80 fashionistas acudieron a la cita y varios de los invitados llegaron a pagar entre 200 y 600 dólares por un par de zapatos que realmente costaba 20. El dinero les fue reembolsado cuando se descubrió el engaño, pero el experimento dejó a más de uno en evidencia.