Categoría: Mi vida

En esta sección llamada “mi vida” publicaré las entradas que tengan que ver de una u otra forma conmigo.

Algo está pasando con Facebook

Buenos días majos, no sé si os pasará u os estará pasando a vosotros también, pero por lo menos en mi caso llevo un par de días muy inusuales en Facebook.

El caso es que desde hace dos días o así, cada 5 o 10 minutos recibo una media de una o dos peticiones de amistad de gente realmente extraña (bots, vamos…).

Estas supuestas “personas” suelen ser chicas de España y del extranjero que se les ve muy “sueltas” y muchas de ellas van muy ligeras de ropa.

Por supuesto no acepto absolutamente a ninguna de estas “personas”, pues supongo que su misión es la de enviar spamm sobre gafas y demás productos y sobre todo etiquetar a todo el mundo en publicaciones de este tipo.

Los únicos amigos que tienen estas “personas” en su perfil son 4 o 5 chavalillos que a ojo les echo un máximo de 14 años, lógicamente es gente que acaba de llegar a FB y no saben ni lo que es la privacidad ni nada de lo que se “esconde” en la red social (supongo que con esa edad, al ver que les agrega así de repente una supuesta mujer “muy bien formada” que no conocen de nada, la aceptan como si no hubiese mañana pensando incluso en un futuro con ella). ?

Entre todo esto y los seguimientos y likes de gente fantasma que ya comenté en su día en esta entrada, cada vez que entro en Fb o en Inst me asusto más, pero al fin y al cabo si hay algo de lo que puedo estar seguro es que sé perfectamente lo que es la privacidad y los medios de estos bots (robots) para hacerse con el máximo número de “amigos” y sus intenciones.

En resumen, que en dos días he recibido unas 300 peticiones de amistad de “gente” extraña (bots) de las cuales (lógicamente) no he aceptado ni una. Eso de cada vez que uno entra a su perfil de Facebook y se encuentra con una media de 25 peticiones de amistad de genet rara no es bien. Adjunto una captura que hice ayer de los primero bots que me enviaron solicitudes:

Malibú con piña 🍸🍍

MalibúTodos hemos probado el Malibú por lo menos alguna vez en la vida sobre todo de pequeños, pero en esta entrada me gustaría comentar alguna cosilla que pienso yo sobre esto.

Bien, el caso es que yo personalmente soy muy aficionado al coco en general y cualquier cosa que simplemente huela a coco me vuelve loco (aparte de rimar es la pura verdad), pues por ejemplo mi aroma favorito es el de coco. Huelo a una chica que lleve colonia o aroma de coco y ya me tiene hecho 😜

Malibú, Malibú…

A lo que iba, no es por modas ni por estupideces, pero a mí me encanta el Malibú y por eso mismo sumado a que es un ron blanco que solo tiene 18º de alcohol, me encanta tomarlo cuando salgo de fiesta con los amigos de botellón o como queráis llamarlo, pues yo simplemente bebo lo que me gusta y para pasármelo bien, no para pillarme el pedo del siglo cada noche que salgo bebiendo algo que a pesar de que no me guste, con dos copas vaya dando tumbos.

¿Por qué escribo esto? La verdad es que no lo sé ni yo, pero tenía ganas de contar al mundo mi forma de ver estas cosas, y que la gente se de cuenta de que si quiere beber para pasártelo bien, lógicamente se puede hacer bebiendo cosas más suaves, no hay por qué engancharse a los 40º que tiene la mayor cantidad de bebidas más comunes como el vodka, ron, whisky, ginebra, etc…

Ah, y ya de paso mantengo el sitio web un poco actualizado, que estamos en plenas navidades y quería cerrar el 2016 con 600 entradas publicadas y esta es la #592, así que me faltan 8 para llegar a las 600 publicadas desde que reabrí la web a cinco días para terminar el año.

Ayer una puta me robó el móvil (pero conseguí recuperarlo)

Exacto. Como lo leéis en el título, tal cual.

robo

Resulta que como era sábado salí a tomar algo con amigos de la residencia y se nos hizo algo tarde porque volvimos sobre las 6:30 o así.

Pues bien, la noche fue perfectísima y lo pasé como un enano, pero según estábamos volviendo a “casa”, en mi calle hay una esquina por donde tenemos que pasar sí o sí y siempre hay prostitutas.

A pesar de que cada uno de nosotros estábamos pasando de ellas como de “comer mierda”, ellas se acercaron a nosotros y empezaron a sobarnos tal cual y sin venir a cuento. Nosotros les dijimos que nos dejaran en paz y que no queríamos nada, y nada más decir esto nos fuimos de allí casi que pitando, pero nada más salir metí la mano en el bolsillo para coger el móvil (supongo que iría a mirar la hora), y cual es mi sorpresa que hacía 5 minutos lo llevaba y en ese momento no, y lógicamente no lo había sacado en ningún momento durante la “charla” con estas trabajadoras de la calle.

Nada más darme cuenta de que me habían robado mi nuevo iPhone (que tengo desde hace cosa así como un mes), salí corriendo hacia donde seguían las putas pero no vi nada y estaba empezando a cagarme en todo lo cagable. Seguí dando vueltas por allí (yo solo, porque el otro chico que iba conmigo se quedó un poco más arriba) hasta que veo que una de ellas se mete en una especie de sótano que había al lado y fui detrás a ver lo que hacía, cuando de repente la veo agacharse y coger un móvil que habían dejado antes en el suelo (ella u otra). Por lo tanto en cuanto vi que cogía un móvil del suelo habiéndose asegurado de que no la veía nadie, me lancé sobre ella (no literalmente, claro) y le quité el móvil de las manos. Me pongo a mirarlo y efectivamente. ERA EL MÍO.

Nada más darme cuenta de que era mi iPhone salí de ahí pitando porque sabía que se me podía ir la mano en cualquier momento y no quería liarla, además si mal no recuerdo, había algún que otro “chulo” por la zona (me refiero a los “managers” de estas señoras).

Y así fue mi acabose de la noche de ayer (o más bien la mañana de hoy, porque al final se hicieron las 6:30).

Así que MUCHÍSIMO OJO cuando os acosan este tipo de personas, porque sin que te des cuenta te van a quitar hasta los calzoncillos.

Hoy me siento realmente BIEN conmigo mismo ?

Buenos días majos, el caso es que cuando he salido hoy de clase (y después de dos exámenes que sinceramente creo que me han salido bastante bien), yendo de camino a “casa”, me he cruzado con un hombre que estaba tocando el acordeón sentado en mitad de la calle y con la gente pasando por al lado de él como si no hubiese nadie.

Este no es el de esta mañana, es una foto que he sacado de Google

Era un vagabundo que tenía al lado de él una caja con alguna que otra moneda (aunque la verdad es que no eran muchas), y como he creído que lo que mejor podía hacer en ese momento era colaborar, he echado mano a  mi cartera y le he echado un eurillo que llevaba suelto. Ya sé que no es mucho, pero aparte de ser “algo” tampoco llevaba más y podría haber pasado sin más, pero algo dentro de mí me decía que ayudase de alguna forma a ese pobre hombre a ganarse la vida, pues podría estar atracando a la gente perfectamente y no, estaba ahí ganándose la vida honradamente con un acordeón y con el frío que hacía.

Con esto lo que quiero decir es que a nadie le cuesta nada echar por lo menos unos centimillos a la gente así que no está haciendo daño ni ningún mal a nadie, sino todo lo contrario, pues aunque yo ni me he parado a escucharlo (solo a echarle una moneda), cualquier a se puede parar delante de él y escuchar lo que está tocando.

Y lo que es verdad es que con un miserable euro que le he echado en la caja, me he sentido el más feliz del mundo pensando que he ayudado (aunque solo haya sido con un euro) a una persona que de verdad lo necesita y hace todo lo que puede para ganarse la vida pudiendo estar delinquiendo.

Y es que no todo el mundo tenemos la suerte que tenemos, porque si tú mismo estás leyendo esto, no creo que te falte un móvil o un ordenador para leerlo, así que piensa las cosas bien y ponte en el otro lado, una vez estés en ese lado simplemente intenta pensar cómo te buscarías la vida y cómo te gustaría que la gente se portase contigo, pues no hay nada mejor y más confortable (por lo menos para mí) que ayudar a una persona que de verdad lo necesita y darte cuenta de que has hecho algo que de una u otra forma te hace mejor persona.

Cómo te atreves a volver – Morat ?

Buenos días majos, en esta ocasión quiero dejar algún “pensamiento” mío acerca de esta canción de Morat que personalmente me parece una maravilla. (Debajo del videoclip está la letra).

Estas ferias tuve varios momentos en los que me tuve que esconder yo solo porque por cosas que me pasaban por la cabeza me encontraba realmente mal, de hecho en más de una ocasión se me escapó más de una lágrima.

Por otro lado, la letra de esta canción parece que la han hecho exclusivamente para mí, pues narra clavada “mi historia” con X persona (que por cierto hoy mismo es un día muy muy especial para ella),

Al fin y al cabo no escribo esto para contaros cosas de mi vida que os puedan interesar o no (aunque yo personalmente sigo pensando mucho en esa persona, ya que “se fue” cuando más lo necesitaba). Lo escribo porque como he comentado arriba, me parece una canción preciosa y cuya letra parece que la hayan hecho para mí (tal cual, ni sobra ni falta nada).

Pero lo dicho, olvidad lo que acabaréis de leer y disfrutad de la canción y del videoclip, que merecen la pena y en realidad es por lo que escribo la entrada, para compartir esta maravilla musical y no para contar a nadie mis cosas (aunque ya lo haya hecho porque ha salido de mí).

Hoy me pregunto qué será de ti
Te tuve cerca y ahora estás tan lejos
Pero prohibirme recordar lo nuestro es imposible
Es imposible

No me perdono sé que te perdí
Pero expiraron los remordimientos
Fui dictador y el no dejarte ir
Debió haber sido mi primer decreto

Cuatro años sin mirarte
Tres postales y un bolero
Dos meses y me olvidaste
Y ni siquiera me pensaste un 29 de febrero

Andan diciendo por la calle
Que solo le eres fiel al viento
El mismo que nunca hizo falta
Para levantar tu falda cada día de por medio

Cómo te atreves a volver
A darle vida a lo que estaba muerto
La soledad me había tratado bien
Y no eres quien para exigir derechos

Cómo te atreves a volver
Y a tus cenizas convertir en fuego
Hoy mis mentiras veo caer
Que no es verdad que te olvidé
Cómo te atreves a volver

Por qué volviste si te vas a ir
Tantas mentiras que al final no veo
Nunca fui bueno para distinguir
Al fin y al cabo siempre me las creo

Cuatro vidas me juraste
Tres te odio y un te quiero
Dos consejos para darte
Prefiero ser un cobarde
Que olvidarte de primero

Andan diciendo por la calle
Que solo le eres fiel al viento
El mismo que nunca hizo falta
Para levantar tu falda cada día de por medio

Cómo te atreves a volver
A darle vida a lo que estaba muerto
La soledad me había tratado bien
Y no eres quien para exigir derechos

Cómo te atreves a volver
Y a tus cenizas convertir en fuego
Hoy mis mentiras veo caer
Que no es verdad que te olvidé
Cómo te atreves a volver

Cómo te atreves a volver
Me hiciste daño pero sigo vivo
Contigo yo me acostumbré a perder
Mi corazón funciona sin latidos

Cómo te atreves a volver
Y a tus cenizas convertir en fuego
Hoy mis mentiras veo caer
Que no es verdad que te olvidé
Cómo te atreves a volver

No, no, no

 

(Prrr… cada vez que vuelvo a escuchar la canción me pongo inconscientemente a analizar la letra y ya no cada frase, sino cada palabra de la misma la asocio conmigo de una u otra forma).

Quiero (y necesito) desconectar un tiempo de las RRSS e internet

Buenos días majos, puede que suene raro que sea yo el que diga esto, pero es tal y como leéis. Ya estoy muy quemado de todo esto (que no de la web ni de la información a  tiempo real que recibo desde internet).

Esta mañana en clase, estudiando el examen que he tenido después
Esta mañana en clase, estudiando el examen que he tenido después

Y es que actualmente todo el mundo (literalmente) vive conectado a la red independientemente del tiempo que le dedique y ya sea por trabajo, hobby  o por la razón que sea. Yo actualmente uso internet como hobby o entretenimiento (lógicamente y como casi todo el mundo) y para mis estudios (pues todo lo que hacemos está en la “nube”).

Cuando digo desconectar de todo esto durante un tiempo me refiero a algo así como un mes (no estaría nada mal treinta días “desintoxicándome”) pero no en mis lugares habituales, sino por ejemplo durante un mes de vacaciones en Ibiza o en un lugar con buen tiempo y por supuesto buena compañía, porque además no hace falta que sea verano para hacer una escapada aunque no sea a la playa como tal. Y vacaciones “gordas” es muy complicado tener en estos tiempos, pero si no algún fin de semana creo que a nadie le viene mal escapar a algún sitio para desconectar durante un par de días como mínimo (y si es puente mejor que mejor).

Por cierto, escribiendo esto me acaba de venir a la cabeza toda esa gente a la cual le encanta su trabajo y se queja de que tiene que trabajar (cuando en realidad son personas que aman lo que hacen por la razón o motivo que sea, e incluso se les podría tachar de trabajólicos).

Lo dicho, a mí me encanta lo que estudio ahora y mis anteriores trabajos (de hecho jamás me he quejado de que tenía que ir a trabajar porque realmente me encantaba lo que hacía), pero esto ya es otro tema que ni viene ni va a ningún lado.

Así que aquí lo dejo, que estoy escribiendo esto por matar un poco el tiempo y porque me gusta y me apetece comunicarme de forma escrita con el mundo entero aunque sea para contar cosas que no le importan a nadie porque son de mi vida, pero los que pueden lo hacen en video-VLOGS y yo lo hago desde la web (si realmente pudiera hacer video-VLOGS como me gustaría, iba a reventar los servidores de Youtube, y no de visitas (supongo), sino de cosas que tengo para contar a todo el mundo y que sinceramente, creo que son bastante más interesantes y útiles que las gilipolleces que cuentan los youtubers de turno en sus vídeos.

Ayer no salí a pesar de mis ganas

Buenos días majos, otra vez escribo esto porque tengo ganas de expresarme vía web (unos lo hacen en forma de VLOG y yo lo hago en forma de BLOG).

estudio-vs-fiesta

El caso es que ayer me quedé en Zgz y tenía previsto salir por la noche con toda ´mi gente´ de aquí, pero no había pensado bien en la cantidad de trabajo que tengo para esta semana (tanto exámenes como entrega de trabajos) y por lo tanto después de comer empecé a trabajar montando (o editando) tres videos que tengo pendientes. Un Maniquí Challenge (sí, de y para clase), un simple vídeo de trasfocos o cambio de foco/enfoque (manual, por supuesto) muy parecido a este que acabo de ver en YouTube, y otro para otra asignatura que no es otra cosa que una “simple” felicitación de navidad (lo de simple entrecomillado porque aunque realmente tiene una duración brevísima, el vídeo lleva su tela).

Este tweet de hace un rato contiene una captura de ayer del vídeo de la felicitación sin terminar:

Aunque solo terminé uno de los tres vídeos (el de la felicitación de navidad), no lo he exportado todavía ni lo voy a hacer hasta que se acerque la fecha de entrega, pues nunca se sabe si va a hacer falta añadir más cosas, y los otros dos vídeos son más sencillos y además tengo una dudilla con uno de ellos, así que hasta que no lo tenga claro del todo no seguiré con él.

Y por todo esto es por lo que no salí a pesar de las ganas que tenía, porque yo he venido a la capital aragonesa para sacarme el título de realizador, no para salir de fiesta (aunque he de reconocer que si no salgo no es por falta de ganas, sino por lo que acabo de comentar, porque ganas de salir y “quemar” Zaragoza las llevo teniendo desde 2008 que si mal no recuerdo fue mi última fiesta “gorda” en esta ciudad).

Por cierto, me acaba de venir a la cabeza mi época de estudiante en Teruel, y para esta época sí que puedo decir que fue una auténtica locura, pues a pesar de sacarme el título de lo que estudié, creo recordar que no hubo ni un solo JUEVES que no “quemásemos” la pequeña ciudad (y es que yo con 16, 17, 18 y 19 años era un figura ).

Mi primera vez (hoy hace 4 años)

Para todo hay una primera vez, y en este caso, esta fue la mía en andar “a mis anchas” (aunque acompañado) después de que pasara lo imposible (y como supongo ya sabrá mucha gente, no hablo precisamente de la película, sino de algo que pasó de verdad y que aunque parece una película, por desgracia no lo es).

primera-vez-mostoles

Se trata de la primera vez que di un paseillo “a mis anchas” después de haber vuelto a nacer (literalmente) por un parque de Móstoles, y aunque iba acompañado en todo momento y con las muletas (que no aparecen en la foto porque cuando la hice no quería que nadie las viera simplemente para “mostrar o demostrar” que estaba más o menos bien aunque en realidad no fuera así).

¿Y por qué pongo hoy esta foto? Simplemente lo hago porque al entrar esta mañana en Facebook me ha saltado el recordatorio de que esto fue hace hoy cuatro años y al leer los comentarios que mi gente puso en su dia me ha entrado un “algo” muy tierno y me he vuelto a dar cuenta de la gente que me quería de verdad.

Podéis tacharme de cursi, de ñoño, de infantil o de todo lo que queráis, pero yo sé perfectamente (y por desgracia) cómo se siente una persona al ver todo esto después de haber estado bailando con la muerte, echándole un pulso y ganándolo.

Sin más, otra vez me gustaría dar las gracias a todos los que me apoyaron de verdad en aquellos momentos que fueron sin lugar a dudas los peores desde que nací hasta ahora que tengo 26 años y todavía estoy estabilizando la situación.

Lo dicho, ¡GRACIAS! 

Eroski, así no…

Buenos días amigos, en esta entrada simplemente voy a comentar lo que me ha pasado esta mañana, que aunque no ha sido nada “grave”, sí resulta un tanto molesto, sobre todo si vas con prisa (como en mi caso).

eroski-cpa-zgz
En este Eroski es donde me ha pasado esta “historieta”. (Pincha sobre la foto si quieres “viajar” hasta allí con Google Street View)

Bien, el caso es que yo en todos los recreos de clase suelo ir a este Eroski a por algo de almorzar y suelo comprar un mini bocadillo de los de un euro, pero hoy no tenían y por lo tanto he ido a por algo de bollería.

Entonces he cogido lo primero que he visto, que ha sido una caña de chocolate de la marca “Qé!” (o algo así) que costaba un euro (lo ponía muy claro y en grande debajo del producto).

Cuando he llegado a la caja y tras esperar dos turnos que tenía delante, le doy la caña de chocolate a la cajera y me dice que no, que vaya a pesarlo. Yo me he quedado un poco “loco” al escucharla porque era una caña de chocolate de X marca y lógicamente eso no va al peso, sino que se paga lo que cuesta (que en este caso era un euro).

Entonces a pesar de que sabía que tenía que ser un error de la cajera, he vuelto a donde estaba la bollería a mirar mejor por si era cierto que iba al peso, pero lógicamente no había nada de eso, así que le he hecho una foto al cartelillo con el precio y con estas cañas para enseñárselo a la cajera (en caso de que no me creyese).

Así que nada más, he vuelto a la caja para pagar el euro de la caña de chocolate e irme y en el tiempo que he tardado en ir a mirarlo ya se había llenado la cola de gente con carros llenos. Mi cara al incorporarme al final de la cola ha sido tal que , pero me ha visto con sólo una caña un buen hombre que había delante de mí y me ha dejado pasar.

Total, cuando he llegado a la caja me ha mirado la cajera con cara de “¿qué hace este tío aquí, si no ha cambiado la caña?”, pero le he dicho que ponía un euro en el cartelillo y le he enseñado la foto por si no me creía, entonces es cuando se ha dado cuenta de su fallo y se ha limitado a decirme que “creía que no era así” (o algo del estilo), pero ni un “perdón” o un “lo siento”.

Y esto ha sido todo. Lo que más me ha jodido no es que no haya pedido disculpas (esto en realidad me da igual), sino que me haya hecho perder tiempo en volver a donde estaba la bollería (además sin venir a cuento) y tener que esperar otra vez a que fluyese la cola que había en la caja.

Señores propietarios de Eroski, enseñar por lo menos a vuestras cajeras cómo funciona un supermercado o por lo menos qué productos van al peso y qué otros no, porque es más que obvio que un producto de X marca que además va envasado al vacío y tiene su correspondiente precio debajo, no va a peso, y con esto se evitará a la gente perder tiempo en volver a mirar la estantería y esperar un buen rato de cola para nada.

Por cierto, decir que jamás he tenido ni un sólo incidente por pequeño que sea en ningún supermercado (ni Eroski ni cualquier otro).

Así fue mi martes pasado, algo especial pero muy bueno

martes-de-cineBuenos días majos, otra vez yo por aquí para contar desde la web cómo me fue el martes pasado de lo que hace un par de meses llamé “nueva vida”.

Bien, nada más entrar subí a clase como todos los días cuando de repente veo a un profesor de segundo (yo estoy en primero, por si hay alguien que no lo sabe todavía) ? que abría nuestra clase, y resulta que teníamos charla sobre iluminación en cine (que por cierto me encantó, pues hasta ahora solo habíamos estudiado sonido y la verdad es que ando un poco quemado con tanto sonido, y a mí en particular me gusta mucho más la iluminación que el sonido), así que todo de lujo.

Pero es que lo “gordo” no había llegado aún, pues las últimas horas tuvimos una masterclass con más alumnos del centro en la cual tuvimos de ponente a un director de fotografía aragonés (Paco Belda) que nos explicó a todos los allí presentes cómo se lleva a cabo un largometraje en cuanto a la fotografía y varias cosas más sobre este maravilloso mundo de la foto dentro del cine.

Foto hecha por mí durante el discurso
Foto hecha por mí durante el discurso

Sinceramente, durante todo el tiempo que duró el evento no pude dejar de pensar en todos los rodajes en los que he estado tanto trabajando como “echando un ojo”, y es que la dirección de fotografía es algo que me viene de familia.

De hecho, el propio centro (CPA Salduie) puso el evento en streaming para poder ser visto en directo por todo el mundo desde donde se encontrase, y posteriormente lo ha subido a YouTube para poder ser visto por quien quiera. Podéis verlo desde este enlace (en la web del CPA), porque iba a dejar aquí las cinco partes en las que se divide el vídeo completo, pero mejor y más cómodo para todos dejar el link a su web y que lo veáis desde allí.

El ordenador desde el que hicieron el streaming (foto sacada del perfil de Twitter del CPA)
El ordenador desde el que hicieron el streaming. Por cierto, si se amplía se puede ver que usan TweetDeck, como yo (foto sacada del perfil de Twitter del CPA)
La sala de control de realización durante el evento (foto del perfil del CPA en Facebook)
La sala de control de realización durante el evento (foto del perfil del CPA en Facebook)